access_time 18:30
|
13 de octubre de 2009
|
|
FENÓMENO TELEVISIVO

Los Pells encabeza la nueva ola de ventas de la TV nacional al mundo

El éxito alcanzado por la comedia nacional protagonizada por el mendocino Mike Amigorena y Carla Peterson se ha convertido en el nuevo hito de exportación de producción argentina.

La historia de un hombre que debe vivir la vida de otro para que la arrasadora maquinaria de un canal de noticias no pare nunca se convirtió en el nuevo hito de exportación de la televisión argentina, siguiendo el camino abierto años atrás por otros formatos creados en el extremo sur del continente. Ya no sólo se venden productos “en latas”, ya grabados, sino que se exportan formatos, historias, estéticas que luego son replicadas en sus respectivas adaptaciones en cada país interesado, con sus propios actores y en su idioma.


     La comedia argentina Los exitosos Pells (o Los exitosos Pérez, en México) es el mejor ejemplo de ello, con versiones en marcha en Chile, España, Perú y Ecuador. Próximamente también en Rusia y en Estados Unidos, donde está cerca de cerrarse la negociación con la productora de Eva Longoria para la cadena ABC.


 DE ARGENTINA AL MUNDO. El creador de los Pells (ciclo que en Mendoza se emitió por Canal 9 Televida) y La Lola, Sebastián Ortega, revela parte del secreto del éxito para que una historia local interese y repercuta en otros mercados: “Principalmente, me parece que son historias universales, de la mujer y el hombre pero desde un lugar actual, con disparadores originales”. “Esto de tener que vivir la vida de otro me parece que es una fantasía universal, algo que la gente en cualquier parte del mundo se cuestiona como la posibilidad de viajar en el tiempo y volver el tiempo atrás”, señaló a la agencia DPA el director de la productora Underground, de la cual Endemol Holanda posee 40 por ciento de las acciones.


     “Los presupuestos para producir son inferiores a los de Brasil u otros países, esto hace que la gente del equipo tenga que rebuscárselas y estimula mucho la creatividad”, agregó el productor, hijo del cantante popular Ramón Palito Ortega. Logró imponer una nueva estética en la pantalla, más cuidada, alejada de los decorados de los “culebrones” latinos y más cerca del estilo de las buenas series de Estados Unidos y Europa, con propuestas más atrevidas y arriesgadas. Quizás allí se origine la demanda hacia sus productos. “Las cadenas, como Televisa, están buscando renovarse un poco y atraer otro tipo de televidente que se estaba yendo para el cable, que es un público más joven, con otra visión de lo que quiere como contenido televisivo”, explica Ortega.


 SURGIMIENTO DEL FENÓMENO NACIONAL. La televisión argentina comenzó a conquistar el mundo en los años 80 de la mano del productor y realizador Raúl Lecouna, quien exportó telenovelas argentinas a más de 35 países de regiones tan disímiles como Filipinas, Europa del Este y Latinoamérica. Produjo más de 40 culebrones y fue el impulsor del fenómeno que desataron a nivel internacional las telenovelas de la actriz y cantante uruguaya Natalia Oreiro, quien comenzó con Muñeca brava. Pero hasta ahí, todo había sido la venta de las “latas” ya grabadas.


     Fue la irrupción de Cris Morena la que cambió el modelo vigente hasta entonces y abrió las puertas a la exportación de formatos, gracias a sus exitosas creaciones para los públicos infantiles y adolescentes. Chiquititas, Floricienta y Rebelde Way se multiplicaron en adaptaciones realizadas en numerosos países, entre ellos México, Colombia, Chile, Brasil, Portugal. Programas como el juvenil Rebelde way y su banda de pop Erreway generaron, además, un fenómeno de masas en Israel, donde los fanáticos colmaron estadios. El programa de actualidad política Caiga quien caiga marcó otro hito, al llevar su propuesta irreverente a Chile, Brasil y España y convertirse en una marca registrada reconocida hasta por el ex presidente cubano Fidel Castro, quien identificaba a sus periodistas y se prestaba a sus chanzas y entrevistas.


     Los simuladores también captó la atención internacional y cuenta con una versión española –aunque con escasa repercusión– y con otra mexicana, en la que sus intérpretes copiaron hasta el más mínimo detalle de los personajes originales. La televisión argentina recibió también en los últimos tiempos premios internacionales de categoría. Televisión por la identidad, que narró historias reales de niños secuestrados y apropiados por la última dictadura militar y recuperados por la organización Abuelas de Plaza de Mayo, recibió el premio Emmy Internacional a la mejor serie de la televisión mundial y Vidas robadas recibió varias nominaciones en el Seúl International Drama Awards. /Agencia DPA

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.