access_time 12:00
|
27 de abril de 2007
|
|
BARRIO LA FAVORITA

Los padres tomaron un colegio

Un grupo de padres de la escuela Nº1-557 Cerro de la Gloria, ubicada en el barrio La Favorita de Capital, tomó el establecimiento aduciendo malas condiciones edilicias

    Un grupo de padres de la escuela Nº1-557 Cerro de la Gloria, ubicada en el barrio La Favorita de Capital, tomó el establecimiento aduciendo malas condiciones edilicias. Los progenitores decidieron que los chicos no ingresaran ayer a la institución y aseguraron que no dejarían que nadie más tome clases allí hasta que se coloquen todos los vidrios que faltan y se arreglen los baños, los enchufes y las estufas.

    Las madres y los padres colocaron una gran cadena en la puerta del establecimiento para que no se pudiera ingresar y carteles pidiendo una solución inmediata a los problemas edilicios. El colegio posee doble turno y a la noche funciona un CENS al que asisten mucho adultos de los alrededores. Según explicaron los padres, mantendrán el candado que colocaron en la puerta del establecimiento hasta que la Dirección de Escuelas (DGE) les brinde una solución.

QUEJAS. Irene Rosales, madre de un alumno, explicó que en las aulas no hay calefacción y que los vidrios están rotos.Comentó que ayer llevaron diez garrafas para que funcionen pantallas, pero aseguró que esto es insuficiente. Otra mamá, Andrea Montenegro, explicó que al colegio no sólo asisten los chicos de La Favorita, sino los que llegan desde los puestos que están a unos ocho kilómetros. Claudia Lillo, quien envía a sus hijos al colegio, señaló que mantendrán la medida y que no dejarán que nadie ingrese a la escuela hasta que alguien los escuche.

    Durante las vacaciones de verano se hicieron reparaciones en el colegio pero los padres comentaron que la empresa a cargo dejó los trabajos a medias y que nunca volvió a terminarlos. En una recorrida que El Sol realizó por el colegio se pudo comprobar que varios cursos estaban sin vidrios, aunque había estufas y estaban funcionando. En este sentido, el miércoles, luego de una protesta similar en otro colegio, la directora general de Escuelas, Emma Cunietti, explicó que son los mismos alumnos quienes rompen los vidrios y las estufas y que es necesario poner en marcha mecanismos para que la comunidad entienda que se debe cuidar la escuela.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.