access_time 15:43
|
15 de agosto de 2006
|
CASO PIOTTANTE-LIBEDINSKY

Los padres de Mauricio Suárez quieren presentarse ante el fiscal

El abogado de la familia, Martín Ríos, sostuvo que presentarán esta semana un recurso de eximición de prisión. Además, dijo que los progenitores del imputado quieren saber si la Justicia busca a su hijo.

    Mientras Mauricio Javier Suárez (32), único sospechoso de asesinar al psicólogo Flavio Piottante y a la paciente Analía Estrella Libedinsky, está prófugo, sus padres comenzaron a intranquilizarse porque no saben nada de él desde el 16 de julio, domingo en que el fiscal de Casos Complejos ordenó su inmediata detención. Por este tema, el abogado de la familia Suárez, Martín Ríos, aseguró ayer a este diario que los progenitores del imputado por “homicidio agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con homicidio simple” se presentarán esta semana ante el principal investigador “porque quieren saber si realmente lo están buscando”.

    Desde que los medios gráficos publicaron que el resultado del cotejo de huellas dactilares halladas en la escena del crimen con las del Registro Único de las Personas fue negativo, es decir, que no serían del imputado, trascendió que los padres de Suárez están intranquilos porque nada saben del paradero de su hijo, el que, según ha afirmado Ríos en varias oportunidades, es incierto. Desde el jueves 3 de agosto, el fiscal se ha mantenido en estricto hermetismo acerca del resultado de la comparación de los vestigios, examen que fue realizado por personal de Criminalística.

CON DUDAS.Argentino Suárez, padre de Mauricio, sería quien se presentaría en las próximas horas en Tribunales –en la Unidad de Delitos Complejos– para conocer si efectivos de Investigaciones están tras los pasos de su hijo o se ha detenido la búsqueda a la espera de que se presente espontáneamente. “Tanto los padres como yo no hemos tenido contacto con él. No sabemos nada y la intención es conocer si lo están buscando”, señaló Ríos.

    El letrado, quien no tiene acceso al expediente porque no está constituido formalmente como defensor, agregó que la idea es que “Mauricio se presente lo antes posible, luego de que se conoció que las huellas no son de él”. Asimismo, presentarán un recurso de eximición de prisión con el objetivo de que no se complique su situación procesal en el expediente. El cruento doble homicidio se perpetró el 12 de julio, cerca de las 23, en la casa-consultorio del psicólogo.

    Cuatro días después y tras la testimonial de tres amigos, entre ellos, el director de Logística del Ministerio de Seguridad, se involucró a Suárez directamente en la causa. La frase “Me mandé una cagada, me tengo que ir del país”que dijo el sospechoso dos días después del homicidio a sus tres amigos es una de las pocas pruebas que hay en su contra.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.