access_time 17:21
|
7 de septiembre de 2006
|
|

FALTA QUE LA APRUEBE DIPUTADOS

Los municipios ven difícil la aplicación de la ley antipucho

Guaymallén y Maipú apoyan la iniciativa, pero creen que el control, que estará a cargo de sus inspectores, será complicado. Luján la rechaza y no adherirá.

    Mientras se define en la Legislatura el proyecto de ley antitabaco, que ya tiene media sanción del Senado, las dudas comienzan a surgir en torno a la real aplicación de la medida en todo el territorio provincial. El órgano de aplicación y control que estipula la norma será la Subsecretaría de Planificación y Promoción, dependiente del Ministerio de Salud, pero para supervisar lo que sucede en cada departamento y aplicar las sanciones correspondientes –de hasta 100 pesos para el fumador y de hasta 2.000 pesos para el dueño del local– se trabajará en conjunto con el cuerpo de inspectores de la direcciones de Comercio de los municipios. Ayer, los funcionarios de los departamentos de Luján,Guaymallén y Maipú consultados por El Sol vieron con dificultad el poder hacer efectivo el control y la sanción.

IMPOSIBLE. “En realidad, la aplicación de esta ley es de una imposibilidad absoluta, porque no habrá forma de controlar.Hay que ser sinceros, porque hoy no podemos ni siquiera controlar el alcohol y la venta de estupefacientes. Además, no tenemos interés en nombrar más inspectores. Desde ya que en Luján no vamos a adherir a esta norma. No es una cuestión de prohibir, sino de educar. Además, debe existir libre albedrío”, expresó el intendente de Luján, Omar Parisi.

BAJO ANÁLISIS. El titular de la comuna de Guaymallén, Juan Manuel García, espera conocer en detalle el proyecto y, aunque apoya la iniciativa, cree que su instrumentación será difícil, sobre todo a la hora de controlar con los inspectores de su comuna, que no superan los 40 agentes. “Puede ser una ley perfecta en los papeles, pero inaplicable en la realidad. Creemos que va a ser difícil para el municipio todo el control y la inspección, pero apoyamos esta iniciativa y la analizaremos, porque lo que se pretende es una mejor calidad de vida para todos”, señaló García. Por otra parte, el cuerpo de inspectores que tiene Maipú no supera las 20 personas.

    El jefe de Fiscalización de esa comuna, Enrique Vitale, expresó: “Habrá que esperar la aprobación de la ley y tendremos que adecuarnos. Pero desde ya que será muy difícil concretar el control. Tendríamos que quintuplicar el número de inspectores para poder supervisar. La verdad es que sería bastante engorroso, por lo que hay que trabajar más en la educación y no en los organismos de control”.

CONCIENCIA. La subsecretaria de Planificación y Promoción, Claudia García, quien tendrá a su cargo toda la aplicación de la ley, aseguró ayer a El Sol que se trabajará junto a las comunas en el control y la sanción. Además, plantea poner a disposición de los mendocinos un 0800 gratuito para que llamen y denuncien los sitios que estén en infracción, sobre todos los que se encuentran más alejados. “En Rosario, por ejemplo, hay 30 inspectores, pero existe un 0800 que funciona muy bien”, señaló la funcionaria. Asimismo, la funcionaria explicó: “La idea es hacer convenios con los municipios para coordinar y articular las inspecciones.

    Habrá que pensar en un cuerpo mayor de inspectores, pero, antes que el control y la sanción, debe haber una conciencia ciudadana y mucha campaña de concientización, para lograr que la misma gente sea la que le pida al otro que no fume. Además, el dueño del lugar tiene que hacerse cargo, porque si sólo se piensa que el Estado debe hacer todo el trabajo, vamos a fracasar. Daremos un período de adaptación, pero luego se caerá con todo el rigor”. Además, la subsecretaria se comprometió a reforzar la promoción de los consultorios de cesación tabáquica. “Esta ley no se presta a la duda, como algunas ordenanzas. Eso sí, no van a alcanzar los inspectores, las multas ni las leyes si no hay conciencia”, remató la funcionaria.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.