En vivo: en un clima tenso, se abre el año judicial
access_time 18:55
|
28 de agosto de 2006
|
|

GODOY CRUZ - GIMNASIA (J)

Los méritos de un Expreso luchador

Con una expulsión temprana, los planes cambiaron para el Tomba. Y si bien preocupa la falta de gol, el bodeguero fue aplaudido.

   Primero fue el deseo de estar en la primera división de Argentina y el Tomba lo logró al coronarse campeón de la Primera B Nacional. Luego, la prioridad pasó por empezar a sumar puntos en este torneo Apertura y el Expreso ya tiene dos. Ahora, el objetivo principal de los mendocinos es romper el “maleficio” de no poder marcar un gol y comenzar a sumar de a tres unidades. Algunos hinchas se retiraron del Malvinas Argentinas diciendo que cada vez están más cerca de anotar.

    Otros –un poco más pesimistas, ellos– sostienen que el arco rival está engualichado y por eso la pelota no quiere entrar. Lo cierto es que el Tomba, que sigue dando sus primeros pasos en la categoría, tiene la boca seca de gol y todavía no puede saciar su sed. Con el correr de los partidos, el Expreso se va sintiendo más cómodo en Primera, se va familiarizando con un fútbol más rápido e intenso que el de las categorías de ascenso, y ese funcionamiento es lo que tiene tranquilos, en cierta medida, a jugadores, cuerpo técnico, dirigentes y gran parte de la hinchada.

    En el partido del sábado contra Gimnasia de Jujuy, el Expreso mostró nuevamente solvencia en lo defensivo, salvo el error de Herbella que le costó la expulsión al arquero Torrico, y mantuvo otra vez en cero su valla. Caso contrario es lo que ocurre en el otro sector, en el ofensivo, donde la pólvora sigue mojada y en tres partidos y 16 minutos de juego, Godoy Cruz todavía no pudo anotar su tan ansiado primer gol en el fútbol mayor de Argentina. Claro que la prematura expulsión de Torrico cambió, y mucho, el dibujo táctico de Juan Manuel Llop para medirse contra los jujeños.

    Pero pese a jugar con un hombre menos, el Bodeguero terminó agarrando el papel de actor principal del encuentro. Lo de los muchachos de Godoy Cruz fue para aplaudir y los diez que quedaron en la cancha se duplicaron, se triplicaron, corrieron y metieron hasta acalambrarse. En la tabla de merecimientos, hubiera sido justo que en Mendoza se queden los tres puntos, porque encima, también, el Expreso atacó. Pero como lo dice una de las leyes mas trilladas en el fútbol, “los goles no se merecen, se hacen”.

    El hecho real es que por ahora no hay goleadores en el equipo, y los delanteros, los volantes y, por qué no, los defensores tampoco pueden abrir ese cerrojo que tanto preocupa por estas horas. La tarea principal para el trabajo de esta semana deberá ser la de pelotear a los arqueros, afilar la puntería y empezar a amigarse con el arco del rival. Paciencia, saliva y sobre todo concretar alguna de las situaciones de gol que genera el equipo mendocino es lo necesario para los próximos compromisos de Godoy Cruz. El fútbol te da revancha y ante Colón, en Santa Fe, quizás sea una buena oportunidad para marcar. Igual Tomba, quedate tranquilo, que todo llega.

TEMAS:

Deportes

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.