access_time 21:01
|
29 de junio de 2020
|
|

Audiencia en Tribunales

Los insólitos pedidos de una detenida para hacer trámites e ir al médico

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15729944390091%20MPP_5261.jpg
Mónica Castro durante uno de sus pasos por el Fuero Penal Colegiado.

Se trata de Mónica Castro, acusada partícipe necesaria del crimen del médico Leon Burela en Las Heras. El juez se lo negó, pero le hizo lugar a la prórroga de la domiciliaria por la pandemia.

Mónica Castro, la señalada "bruja" acusada de participar en el crimen del médico León Burela, ocurrido el año pasado en Las Heras, protagonizó este lunes una nueva audiencia en los Tribunales provinciales.

La misma estaba destinada para tratar la prórroga de la prisión domiciliaria que le habían otorgado por la pandemia de COVID 19, pero la defensa realizó insólitos pedidos al juez Fernando Martínez, del Juzgado Penal Colegiado Nº 1. 

Entre los mismos, solicitó poder salir de su casa para hacer trámites en el banco, en Anses, renovar su carnet de conducir y poder dirigirse al médico para hacerse chequeos y llevar a su hijo, indicaron fuentes judiciales. 

Ver también: Crimen del médico: hallan más magia negra contra la fiscal en la celda de la "bruja"

Si bien magistrado le renovó el beneficio por otros 90 días, sosteniendo otra vez que Castro se encuentra dentro de los pacientes de riesgo frente al coronavirus (COVID 19), le denegó lo otros pedidos que realizó. 

De ese modo, Castro podrá continuar detenida en su casa, al menos, hasta fines de setiembre de este año. Probablemente, una vez que finalice ese plazo, la defensa buscará volver a renovarlo, aunque todo quedará sujeto a la situación en la que se encuentre la pandemia.

La presunta "bruja" se encuentra imputada como partícipe necesaria del delito de homicidio agravado por el vínculo y su amiga Elizabeth Ventura –esposa de la víctima– está acusada por el mismo delito en calidad de instigadora.  

"Es una burla al sistema judicial"

Raúl Burela, hermano del médico, mantuvo una charla con El Sol tras la polémica audiencia y expresó su opinión frente a los pedidos de Castro: "Hemos sido respetuosos de la decisión del juez por la domiciliaria por ser una excepción ante la pandemia, pero no respetamos los nuevos planteos de la defensa porque son una burla al sistema judicial y el estado de derecho".

El familiar de la víctima interpretó que la solicitud de la representante legal de Castro es "totalmente contradictoria" ya que "solicitó una medida para resguardar a su cliente y a la vez pide que pueda salir a lugares donde se puede exponer al virus". 

"Es un momento complejo para todos, hay personas realmente comprometidas de su salud, por eso no entendemos el planteo", agregó. 

El hombre pidió que se cumplan las garantías necesarias para que no haya entorpecimiento de la causa y destacó el "trabajo serio" que está llevando adelante el Ministerio Público. 

Por último, agregó que si bien su familia no puede establecerse como querellante está siguiendo de cerca el proceso y que esperan que la causa "sea elevada pronto a juicio por el asesinato cruel y cobarde" de su hermano. 

El caso

Fue la mañana del 15 de abril de 2019, cuando vecinos del barrio Kolton escucharon un par de detonaciones de arma de fuego que provenía de una casa de calle Santa Fe, donde residía Burela junto a su esposa y sus dos hijos.

Cuando algunos de los lugareños salieron a la calle, observaron a un hombre que vestía prendas oscuras que se retiró del domicilio a paso acelerado. En el interior, el médico estaba tendido sobre un sillón en el living con dos balazos: uno en el cuello y el otro en la cabeza, según la pesquisa.

Burela se encontraba solo, ya que su mujer estaba en el gimnasio y sus dos hijos estaban cursando en la universidad.

Después del hecho de sangre, los primeros indicios apuntaban a un caso de inseguridad. Justamente, la esposa la víctima declaró que en su casa faltaban una pistola 9 milímetros –utilizada por el autor para concretar el crimen–, otra calibre 22, dos alianzas, un cintillo y 15 mil pesos en billetes.

Pero con el pasar de los días los detectives comenzaron a dudar de esa versión y pusieron la lupa sobre el círculo íntimo de Burela.

En octubre, se procedió a la captura de Ventura y Castro. La hipótesis principal es que la mujer de la víctima había contratado a un sicario con colaboración de su amiga, una presunta bruja

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.