access_time 23:51
|
6 de noviembre de 2006
|
|
MAPA POLÍTICO

Los iglesistas que se quedan en el Gobierno

El gobernador les pidió a los funcionarios que no comulgan con su gestión que se vayan. Algunos no sólo estuvieron en el congreso, sino que se mostraron leales a Cobos

    Sin duda, uno de los datos que más resaltaron en el congreso de la UCR fue la presencia de dirigentes a los que se vincula con el sector opositor al gobernador Julio Cobos, el liderado por Roberto Iglesias. Fue el caso del ministro de Hacienda,Alejandro Gallego; del subsecretario de Relaciones con la Comunidad de Seguridad, Raúl Levrino, y de otros dirigentes que hoy ocupan segundos y terceros puestos en el Ejecutivo provincial y en la Municipalidad de Capital, búnker indiscutible del ex gobernador mendocino.

    Alguno prefirieron el silencio para no embarrar la cancha, máxime después de que Cobos dijera con fuerza: “Si hay algún funcionario que crea que este gobierno está traicionando principios del radicalismo (lo que sostuvo Iglesias hace unos días), le pido que se retire. De lo contrario, sepan que tienen todo mi apoyo para seguir”. Gallego, quien en realidad fue la figura más emblemática del iglesismo que se pudo ver en el Centro de Congresos y Exposiciones, apeló al perfil bajo.

    Estuvo un rato y se retiró, en el menor descuido, sin emitir palabra. Pero otros no sólo se quedaron durante todo el encuentro, sino que también dijeron lo suyo. Fue el caso de Levrino, ex director en la comuna de Capital y dirigente del sector de Iglesias, quien sostuvo: “Soy funcionario de Cobos y me debo a él”. Estas palabras sorprendieron a más de uno, ya que muchos especularon con que asistía al encuentro porque, además, es convencional.

    Pero el subsecretario ratificó su lealtad a Cobos diciendo: “Vengo a acompañar su gestión”, y nombró a varios iglesistas, en un intento de no aparecer en soledad con este cambio de posición. Otro que concentró varias miradas fue el concejal de Capital Guillermo Yazli. Este joven edil ha sido del riñón de Víctor Fayad –en contra de Cobos, se alió con Iglesias hace unos meses– desde que dio sus primeros pasos en la política y luego selló un acuerdo con el intendente Eduardo Cicchitti, quien también comulga en las huestes del presidente de la UCR nacional.

    “Soy radical de los más radicales y por eso la intervención del partido –la que dispuso el iglesismo– es horrorosa”, disparó Yazli y, al momento de fundamentar su posición, dijo: “En sus argumentos, esta decisión es lo más peronista que he visto y no comparto ninguno de esos términos”. El concejal estuvo en el congreso parado a un costado del escenario, observando de cerca lo que sucedía a unos metros, donde el gobernador juntaba a su tropa en pos del rechazo a lo dispuesto por la convención nacional de la UCR que se desarrolló en Rosario hace unas semanas (ver página 3).

CARAS. Pero no sólo la presencia de algunos funcionarios fue llamativa. También las ausencias se ganaron un buen espacio entre los comentarios. Este fue el caso de la ministra de Turismo y Cultura,Mariana Juri, quien prefirió no asistir a la reunión. “Si no vino es porque comparte los exabruptos de Iglesias contra el gobernador”, aseguró el diputado nacional Alfredo Cornejo, quejándose por la actitud de la funcionaria.

    Cuando el Congreso finalizó, los argumentos de Juri se hicieron sentir vía telefónica. Según la ministra, su ausencia responde a lo que piensa sobre la guerra rabiosa que se ha desatado en la UCR. “Esta pelea no le hace bien al radicalismo ni a la gestión de gobierno y no estoy de un lado ni del otro, porque considero que la salida es un diálogo serio y eso no se da”, aseguró y dijo que su posición la conversó con Cobos, quien le dio el aval para que no aparezca en medio de esta disputa y siga al frente de Turismo y Cultura.

    “He tomado esta actitud moderada porque quiero estar concentrada en la gestión de gobierno”, sintetizó la funcionaria. Pero, entre quienes ayer estuvieron en la reunión y se jugaron abiertamente por el sector liderado por el cobismo, hubo un fuerte malestar con esta ministra. No sólo Cornejo se manifestó en este sentido, sino que otros altos dirigentes deslizaron la posibilidad de que esta mujer clave para el Ejecutivo tenga que dejar su puesto.

DOS MÁS Y VAN. Uno de los ministerios en los que los iglesistas ocupan altos cargos es el de Seguridad. Ayer se lo pudo ver sólo al titular de esa cartera, Miguel Bondino. “Les pedí a los funcionarios que se queden en las calles trabajando por la seguridad”, dijo Cobos antes de irse y ante la pregunta por estos faltazos. Lo cierto es que ninguno apareció por el Centro de Congresos, excepto el olvidado ex ministro Osvaldo Tello.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.