access_time 07:21
|
13 de mayo de 2019
|

Los hombres y las emociones

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1557742914134FOTO-GRANDE-HOMBRES-QUE-GUARDAN-EMOCIONES.jpg

Por lo general, los varones no saben explicar lo que les pasa, lo que les provoca estrés. Sin embargo, este mes será ideal para conectar más fácilmente con lo que perciben y necesitan para sentirse seguros. Las claves para lograrlo.

Popularmente está instalada la idea de que los hombres sienten menos o distinto que las mujeres, se dice que son menos volubles o más fríos. Probablemente sea así gran parte del tiempo, sin embargo, ¿qué sucede cuando son invadidos por este fenómeno humano que llamamos emociones? Sufren estrés. Porque no es una situación habitual y en términos de lenguaje generalmente no saben cómo explicar lo que les pasa.

La mayoría tienen poca articulación semántica entre la palabra que etiqueta una emoción y la clasificación por escala que sólo con el tiempo se logra construir. No es lo mismo estar ansioso, nervioso, deprimido o angustiado y tampoco es lo mismo sentirse atraído, enamorado, deseoso o hipnotizado.

Desde una mirada astrológica, tanto hombres como mujeres tienen la posibilidad de acceder a sus emociones como el vehículo que permite sensar (N. de la R.: priorizar y focalizar las sensaciones para disfrutar de tus sentidos) internamente su grado de satisfacción. En astrología, la Luna comanda las emociones más primarias y actúa como un termómetro interno de lo que necesitamos para sentirnos seguros. Sentirnos seguros es el paso clave para dejar de actuar en modo sobrevivencia y ampliar la vida hacia el deseo y la realización. Todo este mes, con la entrada de Marte en el signo de Cáncer, en especial, los hombres tendrán la oportunidad de conectar más fácilmente con lo que sienten y, sobre todo, con lo que necesitan para sentirse seguros. Aquí les comparto dos claves sencillas para traducir el mar de impulsos a palabras.

Expresar la idea contenida. A veces es necesario tomarse el tiempo y explicar, ampliar y detallar lo que para cada uno significa una palabra. No asuma que la otra persona entiende de igual manera. Es clave desarrollar este punto en soledad, cuando esté tranquilo. No durante una discusión. En una discusión, tratar de explicar por primera vez lo que siente es como ir a penales sin haber practicado nunca antes.

Determine la intensidad. Cuando identifique una emoción, haga una escala, como si fuera la gama de un mismo color. Ejemplo: azul oscuro - azul - celeste es similar a ira - enojo - enfado. Este ejercicio cognitivo es la base para dimensionar lo que siente y evitar de esta forma somatizar con el cuerpo lo que no alcanza a comprender o expresar con las palabras. Es un ejercicio, tan solo la práctica genera la comprensión necesaria. Recuerde que para hacer algo tan natural como montar una bicicleta en algún momento tuvo que practicar.

Reconocernos como seres vulnerables, a veces carentes y necesitados de lo que otros tienen o nos pueden brindar es un riesgo. Sin embargo, también es un hecho; aprendimos a vivir en sociedad y en pareja porque juntos podemos crear algo mejor para todos. Dar el primer paso y reconocer lo que necesitamos no es señal de debilidad sino, más bien, de valentía.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.