access_time 13:14
|
31 de mayo de 2007
|
|
IMPUESTO POR SERVICIO DE PLAYA

Los estacioneros deciden si adoptan la medida

Serían 15 centavos por litro, que servirían para mejorar la rentabilidad. No se instrumenta aún por la reacción de los clientes.

    Los estacioneros deben decidir si implementan el denominado impuesto servicio de playa, por el que cobrarán 15 centavos por litro de combustible expendido por afuera del precio de las naftas. “La definición depende de cada uno de los estacioneros.Una vez que lo aplique uno, todo el resto seguramente se sumará”, explicó el titular de Amena, Federico Ricci.

    El nuevo impuesto, que también se podría llegar a implementar como un adicional por comercialización, significa 8 por ciento de aumento respecto del actual valor de los combustibles y dicho importe vendría a asistir a las estaciones de servicio que, al entender de Ricci, “atraviesan una crisis terminal”. Los expendedores, quienes por estas horas deben dar el paso final, que es la implementación de este impuesto, analizan muy detenidamente el tema por las repercusiones que tendría en los clientes.

ENFRENTAMIENTO. Las provincias vecinas ya han implementado la medida con distintos resultados. San Juan y San Luis pusieron en vigencia el cuestionado servicio de playa la semana pasada. En tanto que en Neuquén hay frentes políticos que han iniciado acciones ante la Secretaría de Energía de la Nación para que se impidan estas prácticas, tomando como referencia que la Justicia de Junín de Buenos Aires falló en contra del cobro de servicio de playa.

    Es por esto que el aumento tensa la relación entre consumidores y estacioneros y los expendedores lo saben, por eso es que se traba el incremento a la hora de decidir su implementación. El impuesto, que va por afuera del surtidor, podría ser incluido como servicio de playa o adicional por comercialización, lo que significaría al consumidor abonar entre 10 y 15 centavos más por litro de vendido. Esta es la forma que han encontrado los estacioneros de mejorar la rentabilidad, ya que no pueden, por contrato con las petroleras, tocar el precio del combustible.

RENTABILIDAD. “La gente tiene que saber que estamos pasando por una situación crítica. Con este ítem se podría recuperar la rentabilidad que desde hace cuatro años está para atrás por el congelamiento del precio de los combustibles previsto por el Gobierno nacional”, afirmó Ricci.

    El titular de Amena aseguró que el 8 por ciento de más que se cobraría tiene retorno dentro del mismo circuito comercial de la provincia y no como los aumentos de las naftas que disponen las petroleras, que son fondos que se terminan yendo del país. “Las petroleras suben el precio y nadie dice nada. Pero nosotros, que somos pymes mendocinas, queremos aplicar 8 por ciento de aumento para mejorar las condiciones de rentabilidad nuestra y de los trabajadores y la gente pone el grito en el cielo”, criticó el camarista.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.