access_time 12:22
|
22 de agosto de 2006
|

Los desprestigiados consejos del FMI

El legislador nacional kirchnerista reflexiona sobre las medidas económicas de los últimos años y la necesidad de mantener la soberanía de las decisiones.

    El Fondo Mone- los recursos. tario Internacional (FMI) ha pedido al Gobierno argentino que abandone el plan de control en los precios y que, además, elimine el denominado impuesto al cheque, con lo que no hace más que insistir en dar recomendaciones a un gobierno soberano. Lo que el FMI hace mediante un informe, exhortando al Gobierno argentino a abandonar “lo antes posible” la política de acuerdos de precios como método para controlar la inflación, no representa otra cosa que un intento de injerencia en nuestra política económica nacional.

    A su vez, en el mismo informe ha manifestado, al mejor estilo de vaticinio, que durante el 2006 el costo de vida cerrará con un alza de 12 por ciento. A los miembros integrantes del FMI, y en mi condición de representante del pueblo de la Nación, les digo que no se preocupen más por nosotros, ya que tuvieron tiempo suficiente para hacernos recomendaciones en los tiempos en que ese mismo organismo fomentaba el endeudamiento y el hundimiento económico nacional con sus recetas magistrales y, sin embargo, hoy salimos adelante.

    El FMI parece que no supiese que los tiempos han cambiado y en esta nueva Argentina no cabe la especulación del sometimiento económico. Hoy Argentina es un país independiente con todas las letras y, como tal, toma sus propias decisiones en el ámbito político, social y económico, porque este gobierno sabe defender los intereses de los argentinos. Desde el 25 de mayo del 2003, nuestro país ha tomado un nuevo rumbo, prueba clara de ello ha sido el pago de la deuda externa que gestiones anteriores habían contraído con el organismo de crédito internacional.

   Así las cosas, quiero resaltar un dato aún más que alentador, me refiero, específicamente, al ritmo de crecimiento sostenido que se viene manteniendo, lo que significa que, en menos de un año, habremos recuperado las reservas internacionales que se utilizaron para pagar aquella deuda externa contraída durante años y años. Hoy, las reservas internacionales ya superan los 27.000 millones de dólares, con lo que se denota el avance económico del país.

    Este dato también es de gran importancia debido a que, merced a una política monetaria gradual y constante y a la estrategia de acumulación de reservas, Argentina está preparada para sortear el impacto de eventuales crisis en los mercados externos. Las declaraciones del Fondo Monetario rozan lo ofensivo, porque nunca los escuché referirse, durante las gestiones anteriores, a la cantidad de dinero que se tomaba en carácter de préstamos y la falta de pago de estos, al tiempo que nunca manifestaron preocupación por lo que se hacía con los recursos.

   Ahora, cuando la realidad de nuestro país es totalmente distinta, los directivos de ese organismo internacional salen a darnos nuevamente sugerencias de cómo debemos manejar nuestra economía. Aún falta mucho por realizar en el tiempo que queda de mandato del presidente Kirchner, y de eso, tanto el presidente como su gabinete y los millones de compatriotas que acompañamos el proyecto político de reconstrucción nacional, somos conscientes, y por eso mismo estamos trabajando para lograr una patria que nos cobije a todos.

    Pero la realidad también nos indica que, para lograr ese objetivo, no basta con sólo un mandato de gobierno, por eso este proceso de transformación nacional debe continuar. En ese sentido, el gran desafío que seguimos hacia el futuro es el de atraer más inversiones al país, ya que este Gobierno nunca discriminó el capital extranjero, al contrario. En la nueva Argentina que renace se sigue trabajando para que los inversores externos, mediante el establecimiento de reglas claras, consideren más estable y previsible a Argentina. Mención al margen merecen las eventuales sanciones comerciales que podría imponer Estados Unidos a nuestro país, Brasil y Venezuela, como secuela de la posición tomada por el Mercosur ante el ALCA y la Organización Mundial de Comercio.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.