access_time 07:53
|
18 de octubre de 2019
|
Opinión

Los datos que entusiasman a Cornejo y Macri para la elección del 27

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1530010782189macri%20cornejo%20procrear.jpg

En los próximos días, el oficialismo recibirá un adelanto den informe con la medición amplia de intención de voto que da cuenta de un crecimiento inesperado de Macri, con un descenso de Fernández, todo comparado con las PASO del 11 de agosto.

Entre lunes y martes, el grupo de dirigentes y funcionarios del oficialismo mendocino que más de cerca está de la estrategia electoral y del impacto que esperan en el territorio de la campaña que se diseñó para las elecciones del 27 tendrá el primer adelanto de un informe con la medición amplia de intención de voto y del humor de los votantes, que se ha venido realizando en todo el territorio de la provincia durante los últimos siete días.

Sin un análisis fino, y sin siquiera una descomposición en detalle de los datos que el relevamiento ha tomado hasta hoy, a Alfredo Cornejo, quien se juega en esta elección una batalla cuasi personal como primer candidato a diputado nacional por el frente oficialista, se le han acercado los datos preliminares de la medición que ha entusiasmado y mejorado su ánimo: su imagen creció luego del triunfo de Rodolfo Suarez el 29 de setiembre; y, respecto de las PASO nacionales del 11 de agosto, su presencia en la boleta para la elección del 27 ahora tendría un peso y una influencia mayor que en aquella Primaria, tanto que, para algunos –aunque con un exceso de cautela–, no sólo le permitiría imponerse en su categoría, sino que hasta provocaría un efecto positivo en la intención de voto y en las chances del propio presidente Mauricio Macri, hasta dejarlo al filo de una posible victoria en Mendoza.

Obsesivo a más no poder con los datos referidos al humor político y social, Cornejo espera el informe final de la encuesta con relativa ansiedad. Esa información más precisa la tendrá en el arranque de la semana que viene. Es probable que, de ser necesario, ordene algunos retoques y correcciones a la estrategia de campaña, que gira pura y exclusivamente en torno a su figura, a una semana del examen electoral. Y, en principio, el oficialismo está recibiendo con algo de sorpresa y agrado los datos provisorios.

En concreto, las elecciones a gobernador y el primer debate entre los candidatos a presidente, que se realizó el domingo en Santa Fe, habrían hecho variar la opinión de los mendocinos respecto de lo que ya se conocía. Aunque falta relevar San Rafael, y habiéndose medido el Gran Mendoza, con Luján y Maipú, el informe que ha entusiasmado al oficialismo mendocino da cuenta de un crecimiento inesperado de Macri en la intención de voto, con un descenso de Fernández, todo comparado con las PASO del 11 de agosto.

Sin la proyección de los indecisos –que se están ubicando a un poco más de una semana de las elecciones en el 15 por ciento–, Macri habría logrado detener su caída para subir en las preferencias respecto de Fernández, con lo que el presidente obtiene 38 por ciento de adhesiones directas contra 28 por ciento de Alberto Fernández. Al proyectarse los indecisos, Macri sube a 42 por ciento y Fernández, a 32 por ciento.

Ante estos datos previos al resultado final de la encuesta, fuentes cercanas al relevamiento explican el fenómeno posible en dos aspectos: el primero está sustentado en que Fernández, en el último tramo de la campaña, se habría “cristinizado”, algo que se pudo evidenciar en el debate en Santa Fe. Mendoza, se sabe, ha sido reactiva al kirchnerismo, con lo que en eso radica una de las explicaciones. La otra tiene que ver con la influencia positiva de Cornejo, la que, de cumplirse en la realidad, ha levantado la intención de voto del presidente.

El 63 por ciento de los encuestados dice estar “esperanzado” con la representación de Cornejo en la Cámara de Diputados de la Nación; mientras que 30 por ciento sostiene lo contrario: que no le tiene fe. Cornejo recibe, además, 43 por ciento de menciones afirmativas para votarlo el domingo 27, sin que se haya proyectado aquel 15 por ciento de indecisos que está en esa situación. Y, ante la posibilidad de un gobierno de los Fernández a nivel nacional, más de 60 por ciento de los mendocinos responde que ambos “son un peligro”, combinado con un “no me gusta”. Hay, como contrapartida, 30 por ciento que prefiere a la fórmula del peronismo por sobre cualquier otra, conformando ese porcentaje, quizás, el núcleo duro o el piso que el kirchnerismo puede llegar a cosechar, sin reparos, en Mendoza.

Cornejo y su entorno más íntimo están al tanto de los datos, como está dicho, y esperan el informe final. Tanto, que la situación alentadora que se presenta en Mendoza para el oficialismo ya pudo haber sido informada a la Casa Rosada. Allí creen que, de confirmarse el resultado de lo que se está midiendo en Mendoza, en esta provincia, Macri y Cornejo ganarían la elección el 27; más Cornejo que Macri, se aclara desde la Casa de Gobierno provincial. Y que el presidente se estaría favoreciendo directamente por el giro dado en la campaña de Alberto Fernández porque, sin que se lo quiera a Macri, se lo prefiere frente a una posible vuelta del kirchnerismo.

Esa es la conclusión quizás más contundente frente a un fenómeno mendocino que daría vuelta lo que sucedió en las PASO, cuando Fernández obtuvo 40,5 por ciento de los votos frente al 37 por ciento de Macri. En esa elección primaria, Cornejo como candidato a diputado nacional obtuvo 39 por ciento frente al 40 por ciento de Marisa Uceda, la camporista que encabeza la lista de diputados del peronismo.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.