access_time 12:21
|
5 de diciembre de 2017
|
Nutrición natural

Los cinco poderes de la clorofila

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1512486753865clorofila1.jpg

¿Sabías que la clorofila ayuda a oxigenar la sangre y a desintoxicar el cuerpo? ¡Sumala a tu dieta diaria!

Como muchos ya lo saben, la clorofila es un compuesto químico presente en las plantas, responsable de darles el color verde a la mayoría de los integrantes del reino vegetal, además de ser clave junto con la luz, para realizar el proceso de fotosíntesis, por la cual las plantas se nutren.

Este compuesto es también conocido como “la sangre de las plantas”, ya que curiosamente su estructura molecular se asemeja a la de la sangre humana, con la única diferencia que la hemoglobina está compuesta principalmente por hierro y la clorofila por magnesio.

 

La mayoría de personas conoce la relación que hay entre la clorofila y las plantas, pero lo que casi todos desconocen es que es un compuesto con muchos beneficios para la salud.

Veamos cinco razones por las que la clorofila –presente en hojas como la espinaca y la rúcula– es una excelente aliada de la salud y la belleza. Además, los variados formatos disponibles para consumirla como complemento y la experiencia de la periodista Ivette Vergara.

 

 La clorofila, molécula fundamental de los vegetales verdes, contiene altas dosis de magnesio y oxígeno, claves para acelerar reacciones energéticas y para diferentes procesos digestivos y depurativos del organismo humano.

1.   Desintoxicante: su abundante composición de oxígeno favorece la depuración del organismo, gracias a la estimulación del trabajo del hígado, el colon y el riñón, y actúa como hidratante. El magnesio, en tanto, es clave en el proceso de glicólisis, que utiliza las moléculas de azúcar e inhibe su acumulación en el organismo.


2. Cicatrizante y antiage: sus altas dosis de oxígeno estimulan la actividad celular, es decir, la reconstrucción de los tejidos. El mismo factor es determinante en la protección del pelo y la piel, ya que inhibe la acción de los radicales libres que aceleran el envejecimiento.

 3. Mejora la salud del sistema digestivo: ayuda a la digestión de los carbohidratos, ya que su capacidad de acelerar reacciones energéticas activa la función del páncreas y del hígado, haciendo más eficiente la digestión de las grasas. Además, genera una mejor asimilación de los nutrientes, ya que el oxígeno acelera la llegada de estos a las células.

4. Reduce el colesterol malo: la eficiencia en la digestión de las grasas reduce la producción de colesterol en el hígado.

5. Fortalece el sistema inmunológico: el oxígeno inhibe la proliferación de bacterias en el organismo.

¿Cómo consumir clorofila en la dieta diaria? 

Para asegurar la ingesta diaria necesaria de clorofila, los especialistas recomiendan consumir hojas verdes y crudas repartidas entre almuerzo y cena; al menos la mitad del plato cada vez. Entre más verde la hoja, mayor su contenido de clorofila.

 

Los vegetales con clorofila más recomendados son: espinaca, lechuga, acelga, berro, col rizada, rúcula, perejil, cilantro, espárragos, pimientos, apio, vegetales marinos, entre otros.

Se recomienda consumir estos alimentos crudos, ya sea en ensaladas u otras recetas. También se pueden preparar batidos verdes, combinando uno o dos de estos vegetales y una fruta. Por supuesto, antes de comenzar a incorporar la clorofila, es recomendable que consultes con tu nutricionista para asesorarte más.

 

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.