access_time 00:53
|
5 de agosto de 2006
|
CONFLICTO EN ORIENTE MEDIO

Los bombardeos aislaron Beirut

Por primera vez, los ataques llegaron al norte del País de los Cedros. Ayer murieron 40 libaneses. Hezbolá lanzó cohetes a 30 kilómetros de Tel Aviv. No hubo heridos

          Israel mató ayer a cuarenta libaneses, aisló Beirut del norte del país y llevó la guerra al norte de Líbano, en una de las jornadas más cruentas desde que hace 23 días estallara un nuevo conflicto armado con el grupo chií Hezbolá. El más sangriento de los ataques ocurrió a plena luz del día en la localidad de Caa, en la frontera nororiental con Siria, donde al menos 28 peones que cargaban un camión de fruta perdieron la vida y 17 resultaron heridos.


        Según el relato de los testigos, aviones de combate israelíes abrieron fuego en tres ocasiones contra un grupo de trabajadores, en su mayoría, kurdos y sirios, que trajinaban alrededor de un trailer frigorífico en pleno corazón del valle de la Bekaa, uno de los bastiones de Hezbolá. Las imágenes divulgadas a través del canal de televisión por satélite qatarí Al Yazira ofrecieron un panorama dantesco y aterrador. Decenas de cadáveres desmembrados se apilaban entre los cascotes de lo que un día fue un edificio, el trailer y las cestas de fruta esparcidas por la cuneta. Los cuerpos encontrados, en su gran mayoría, no estaban quemados sino envueltos en una capa gris, síntoma que, según los expertos, apunta al uso de fósforo blanco en los proyectiles, un elemento químico prohibido por la ley internacional.


       Desde que hace tres semanas comenzara la guerra no declarada entre Hezbolá y el Ejército israelí, se ha denunciado en varias ocasiones la utilización por parte de la aviación israelí de este producto químico proscripto. Pero no sólo las zonas dominadas por el Hezbolá sufrieron ayer la violencia de Israel. También las áreas cristianas del norte del país, hasta la fecha ajenas a la guerra, padecieron por primera vez ataques judíos, en una estrategia destinada, al parecer, para propagar el pánico entre toda la población libanesa.


        Poco después del amanecer, cerca de las 7 de la mañana de ayer, cazabombarderos israelíes emprendieron una operación bélica coordinada contra cuatro viaductos y puentes de la autopista que une Beirut con la ciudad de Trípoli, y que conduce al único paso fronterizo aún practicable con Siria.


ATAQUE DE HEZBOLÁ.


      Luego del ataque a Beirut, varias explosiones se escucharon ayer por la noche en la ciudad israelí de Hedera, situada a unos 30 kilómetros al norte de Tel Aviv, por el impacto de un número indeterminado de cohetes de largo alcance disparados por la milicia chií Hezbolá. Medios de comunicación israelíes informaron de que no se han registrado víctimas a causa de los ataques, los más alejados de la frontera registrados hasta la fecha desde el inicio de las hostilidades. Según el Canal 10 de la televisión, dos cohetes cayeron en zonas deshabitadas de Hedera y un tercero, en una comunidad rural vecina.


      Sin embargo, Dan Ronen, el jefe de la Policía, confirmó que encontraron un único impacto.“Es de noche y la explosión de cientos de kilos de explosivos que contiene un misil de largo alcance produce un eco que se oye en toda la zona, por lo que no sabemos cuántos misiles han caído”, explicó el oficial.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.