access_time 20:20
|
9 de noviembre de 2009
|
|
COMPUTACION

Los abuelos le pierden el miedo a la PC y aprenden a utilizar internet

Las clases se dictan los lunes, en la sede del Fondo Escolar Comunitario. Una de las motivaciones de los ancianos es poder comunicarse con sus seres queridos que viven lejos.

    Desde la semana pasada, los adultos mayores pueden capacitarse en computación. Se trata de un curso que se dicta todos los lunes de 10.30 a 12 en el Fondo Escolar Comunitario Nuestra Escuela (Buenos Aires 33, primer piso, Ciudad). Esta organización no gubernamental firmó un convenio con la Dirección de Adultos Mayores, la cual se comprometió a pagar a un profesor para que los abuelos puedan aprender nuevas tecnologías. Por ello, el curso es libre y gratuito, pero tiene un cupo de treinta personas. El lunes 2 se realizó el primer encuentro, que se repetirá hoy. A la primera clase asistieron veinte personas de 60 a 80 años, provenientes de distinos centros de jubilados del Gran Mendoza. Aún quedan 10 lugares, por eso los interesados pueden acercarse hoy a inscribirse.
    El programa busca que los abuelos logren conectarse con la tecnología para facilitar las relaciones con sus seres queridos –sobre todo los que se encuentran lejos– y mejorar su calidad de vida. “Queremos introducirles una nueva herramienta, para que la vejez sea más digna y activa. No es como los jóvenes, que ya tienen la tecnología incorporada, nosotros tenemos que incorporarnos a ella”, explicó Estela Pérez de Flamarique, presidenta del Fondo Escolar Comunitario. De esta manera, se les enseña a los ancianos a manejar internet y a chatear, ya que existen varios que tienen familiares en el exterior.
DIMENSIÓN DESCONOCIDA. Los adultos mayores continuamente son excluidos a nivel social, y hasta en sus propias familias, justamente por no conocer el manejo de la computadora o de internet. “Tengo temor de tocar la computadora de mi hijo, no quiero rompérsela”, comentó una abuela al final del curso, resumiendo el sentimiento de muchas otras que literalmente le temen a ese aparato llamado PC. Muchas veces cuando algunos abuelos utilizan la computadora familiar se inician discusiones que podrían ser evitadas si se los capacita con paciencia. Es este sentido, Elita Moreno (65), presidenta del centro de jubilados Abril, admitió: “Muchas veces, cuando nos olvidamos de algo, los chicos nos dicen ‘¿cuántas veces querés que te lo explique?’. Entonces a una le da vergüenza preguntar”.
    Y, así, poco a poco, la tecnología se va transformando en una especie de “dimensión desconocida” para el adulto mayor. En sintonía, Andrés Aguilar, profesor de Informática y encargado de la capacitación, señaló que permanentemente observa mucha necesidad de afecto en los abuelos. “Veo la necesidad de cariño y seguridad. Por eso yo nunca les digo: ‘No, esto está mal”, expresó.
SIN PREJUICIOS. “Desde el Fondo buscamos ocupar su tiempo y que se encuentren con sus pares. No aceptamos jóvenes en el curso, para que los abuelos no se sientan juzgados o con vergüenza al ver que hay una persona más avanzada en el manejo de la PC”, dijo Flamarique. Por su parte, el profesor Aguilar aclaró que los ancianos no necesitan a alguien que los rete, sino a alguien que les diga que sí y los trate con afecto. “Mi idea es abrir un panorama generalizado, para que no sólo aprendan Excel o internet, sino que, además, sepan de todo un poco”, detalló el profesor, que llama “mis chicos” a sus alumnos de más de 60 años. “Busco que se rían, de a poco ir ganando su confianza, para que esto no sea algo riguroso, sino que lo disfruten. Además, así todos se sienten en confianza, ya que nadie sabe más que el otro”, afirmó el maestro. Entusiasmados, como niños saliendo de una clase divertida, los abuelos abandonaron el curso, y muchos comentaron lo felices que estaban de haber aprendido algo de tecnología.
    “Estuvo espectacular, yo no sabía cómo tocar una máquina. Era un neófito en el tema. Y esto es fundamental para superarse a sí mismo”, resaltó Felipe Doña (67), quien, junto a su esposa, María Merlo, querían experimentar en el uso de la PC. “Yo algo sé, porque cuando era maestra, internet estaba comenzando a difundirse y nosotros debíamos transmitírselos a los chicos. Pero después me fui quedando y me olvidé de algunas cosas”, explicó María. Otro ejemplo claro del entusiasmo de los adultos por incursionar en temas de actualidad tecnológica lo expresó Elita: “Sabemos que podemos y tenemos ganas de aprender”. Esta fundación funciona desde 1987 y, mediante el área del Voluntariado Social de Adultos Mayores, se realizan cursos de capacitación y ayuda para ancianos desde hace tres años.
    “Este curso no tiene fecha de cierre, ya que eso dependerá del grado de aprendizaje, pero en enero el fondo cierra y reabre en febrero, cuando creo que seguiremos con la capacitación”, detalló Estela. También para aquellos abuelos que no tengan computadora en casa, la presidenta aseguró que pueden ir a practicar cualquier mañana al Fondo Escolar. “Pueden venir cuando deseen, porque tenemos un laboratorio con la última tecnología a su disposición”, concluyó.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.