Tigre buscará sellar su boleto a la final ante Atlético Tucumán

access_time 20:59
|
14 de marzo de 2019
|
Investigación en el Este

Lo reconocieron como partícipe del crimen de una chica de 15 años

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1552597249721Portada%20Crimen%20Gitana1.jpg
Por ahora, Nahuel Maturano es el único detenido que tiene la causa.

Se trata de Nahuel Maturano, quien fue marcado en la medida que ordenó la Justicia. La madre y otro familiar de Yanina Esmeralda Filliol, la joven de la comunidad gitana que murió en el hecho, lo marcaron detrás del vidrio. El otro detenido quedó libre.

Los dos testigos directos del asesinato de la joven de 15 años en el Este provincial reconocieron a uno de los dos detenidos como presente en la dramática escena que se vivió el lunes durante la madrugada en una casa de calle Barriales de Palmira, en San Martín.

Se trata de Nahuel Omar Maturano Nievas, de 19 años, quien fue marcado por la madre y otro hombre que se encontraba en la propiedad cuando Yanina Esmeralda Filliol, una adolescente de la colectividad gitana, fue asesinada de un balazo en el tórax durante una discusión de la que nada tenía que ver.

Fuentes judiciales relataron a El Sol que el otro detenido que tenía la causa, Elías Alberto Ibarra (27), no fue reconocido durante la medida. Debido a esto, el fiscal que lidera la causa, Martín Scattareggi, ordenó su inmediata libertad.

Desde un principio, Maturano estaba complicado por los testigos: entre otras características, habían declarado que uno de los sujetos tenía un gran tatuaje en el cuello.

Ese dibujo impregnado en la piel sirvió para que lo macaran como el sujeto que conducía el vehículo en que se movilizaban los agresores y se bajó con la intención de buscar a un tío de la víctima fatal.

La reconstrucción que realizó el fiscal Scattareggi sostiene que Maturano –lo acompañaba otro sujeto que está siendo buscado y la novia– llegó hasta el domicilio en una Ford EcoSport porque había tenido algunos problemas en la compra de un vehículo con un gitano que vivía en la casa de calle Barriales.

Llamó a la puerta y lo atendió la joven Yanina. Luego salió la madre de la chica y se inició una breve discusión cuando el hombre que buscaban no se encontraba en el lugar. “Adónde están los muchachos; que salgan, y los vamos a esperar acá afuera”, fueron algunas de las frases que lanzó Maturano antes de que se iniciara una balacera.

Ver también: Crimen de la joven en Palmira: el tatuaje de un imputado, la clave

Algo sucedió en ese momento, que el hombre que acompañaba a Maturano sacó una pistola calibre 9mm y comenzó a disparar hacia dentro de la casa por una ventana.

Uno de los plomos rozó la cabeza de Nadia Sánchez, la mamá de la joven Yanina, de 32 años. Salvó su vida de milagro. Sin embargo, su hija no corrió la misma suerte: otro proyectil dio en su pecho y murió a los pocos minutos.

Los agresores se dieron a la fuga y la Justicia y la policía comenzaron la búsqueda de los sospechosos. Así fue como realizaron cinco allanamientos en la zona del barrio 25 de Mayo de Rodeo del Medio y procedieron a la captura de Maturano y el otro hombre que, finalmente, nada tuvo que ver con el hecho, tal como dispuso la Justicia.

Este jueves por la tarde, la defensa del joven imputado por participación primaria de homicidio agravado por el uso de arma de fuego presentó a su pareja, quien se encontraba en el vehículo, para que declare en la investigación.

Al mismo tiempo, los efectivos de investigaciones profundizaban la pesquisa para intentar dar con el sujeto que apretó el gatillo y provocó la tragedia.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.