access_time 15:37
|
8 de diciembre de 2006
|
|
TRANSPORTE PÚBLICO

Lo que sobra del pasaje va a subsidios

Los diez centavos que quedan en la máquina cuando se paga con un peso van a las arcas del Estado y, desde ahí, a los empresarios. Harán una campaña para calmar el malestar de los usuarios

         Los diez centavos que quedan en la máquina cuando un pasajero no paga su boleto de micro con el monto justo van a los empresarios a través del subsidio al transporte público. Si bien no se conocen los números de esa recaudación, desde el Gobierno aseguran que ese dinero vuelve a las arcas provinciales y estas lo destinan a subsidios para financiar un sistema que algunos siguen señalando como deficitario.


        Las continuas quejas de los pasajeros que reclaman su vuelto generaron que los senadores demócratas Jorge Difonso y Guillermo Magistretti se reunieran ayer con la titular de la Dirección de Vías y Medios de Transporte, Mónica Nofal, para pedirle informes sobre el destino de los diez centavos que actualmente sobran a cientos de pasajeros cuando pagan el boleto con una moneda de un peso.


DEFENSA.


       Según Nofal, el Estado paga diariamente a la empresa Siemens y lo que sobra se queda en el fisco. Nofal defendió los abultados montos que salen de las arcas provinciales para subsidiar el transporte argumentando que hay zonas en las que el servicio es deficitario. Sin embargo, el Gobierno debe garantizar que los colectivos lleguen a todas partes. Nofal aseguró que el Ministerio de Obras Públicas continuará midiendo la rentabilidad de los empresarios y el año próximo se realizarán nuevos estudios de mercado para saber a ciencia cierta si los empresarios mantienen la rentabilidad con el nuevo precio del boleto, 1,10 pesos.


       Mientras, los legisladores refutaron sus argumentos mostrando que Capital Federal recibe siete millones de pesos anuales para subsidiar las unidades y Mendoza 1.800 millones. Para Difonso, es un despropósito teniendo en cuenta que Mendoza es una provincia productora de petróleo y debe hacerse cargo de los pasivos que genera esta producción sobre el medio ambiente, mientras que Buenos Aires se abastece del petróleo que se produce en la provincia.


ADMITEN FALENCIAS.


        Nofal aceptó que faltó información para poner en marcha el sistema y reveló que la semana próxima el Gobierno realizará una importante inversión en una campaña de difusión para explicarle a la gente cómo hacer para que no le queden esos diez centavos en la máquina. El problema es que la persona tiene cinco segundos a partir de que colocó la moneda para introducir la tarjeta y que esos diez centavos se acrediten en la tarjeta, la que es reclamada por el monedero.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.