access_time 09:37
|
22 de noviembre de 2006
|
|
ANORÉXICA PUNTANA INTERNADA EN SAN RAFAEL

?Lo primero que pidió fue una balanza?

Lo dijo Eduardo Garzuzi, director de la Asociación para el Tratamiento de Desórdenes Alimentarios, institución donde quedará internada la joven de 21 años que ingresó el lunes, pesando 28 kilos y al borde de un paro cardíaco

    El director médico de la Asociación Civil de Lucha contra Desórdenes Alimentarios (ALDA), Eduardo Garzuzi, dijo ayer que, al tomar contacto con la joven María Ximena Nievas, enferma anoréxica que fue derivada desde San Luis a San Rafael, lo primero que ella le pidió fue una balanza. “Esto implica que es una enfermedad psíquica. Se altera la mente de tal manera que el objetivo de la vida es ser flaco”, agregó el profesional .

    La muchacha de 21 años, 1,65 metros de estatura y apenas 28 kilos, seguía ayer en grave estado, aunque fuera de peligro. Está internada en el servicio de psiquiatría del Hospital Teodoro Schestakow, en un ambiente de cuidados especiales. “Está medicada y alimentada por vía parenteral”, agregó Garzuzi. Se le han realizado estudios clínicos y de laboratorio y, una vez conocidos los resultados, que sería hoy, recién tomaría contacto ALDA con la paciente para que inicie el tratamiento especial. “Esperamos esos estudios”, consignó el director.

INCREMENTO. “Esta enfermedad se está dando mucho. El número de casos de anorexia y de bulimia es cada vez mayor. Y si consideramos la obesidad infanto-juvenil, la cifra aumenta espantosamente. Los trastornos de la conducta alimentaria son temas que están considerados dentro de las enfermedades del tercer milenio”, acotó Garzuzi. Añadió que a veces no hay “una comprensión por parte del medio social y la familia, que siguen insistiendo con que los jóvenes tienen que ser delgados o flacos para tener una posición de felicidad o perfección en la vida”. “Últimamente atendimos casos bastante graves con autoagresiones. Lo que se produce es una falta de identidad y una detención del desarrollo psicoafectivo muy grave. Este es uno de los peores síntomas”, apuntó el profesional.

TRATAMIENTO.Garzuzi explicó que el tratamiento dura aproximadamente tres años. Incluye grupos de autoayuda con un equipo multidisciplinario, además de la participación de la familia y del sistema de hospital de día. Las pacientes asisten allí a diario, mientras que las coordinadoras, enfermas casi recuperadas, controlan lo que sus compañeras comen y conversan con ellas sobre temas propios de la situación. ALDA tiene en San Rafael quince pacientes, al igual que en San Juan, y en Mendoza tiene diecisiete.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.