access_time 23:17
|
16 de mayo de 2007
|
|
SEXTA CÁMARA DEL CRIMEN

Lo condenaron a nueve años por matar a su tío

Un joven de 23 años le propinó dos puñaladas a su pariente luego de festejar la Navidad del año pasado. El hecho ocurrió en Las Heras.

    Veinticuatro de diciembre a la noche. Todas las familias se preparan para festejar la Navidad con sus seres queridos. Una cena abundante, sidra y una infinidad de dulces desparramados por las mesas.Pero los festejos del año pasado no terminaron felizmente para la familia Fernández de Las Heras.Un sobrino de 23 años asesinó cruentamente a su tío tras propinarle dos certeras puñaladas en una acequia cercana a la vivienda en la que habían comido. Ayer, la Sexta Cámara del Crimen sentenció que Francisco El Paredón Fernández deberá pasar nueve años en una celda de la Penitenciaría Provincial por matar de dos cuchilladas, una en el abdomen y la otra en el antebrazo, a Andrés Luis Fernández Castro.

    El debate oral y público no se realizó como estaba previsto. La causa se terminó resolviendo por juicio abreviado, es decir, el imputado reconoció el delito que pesaba sobre sus espaldas y así fue que el fiscal de Cámara, junto al abogado defensor, arreglaron una pena cercana a la menor tipificada en el Código Penal –ocho años– para el delito de homicidio simple, que tiene una máxima de veinticinco años de prisión efectiva.

   Todo sucedió luego de festejar Nochebuena entre amigos y familiares. Fernández Castro decidió regresar a su casa cerca de las 2.30 junto a su señora y sus dos hijos, uno de tres años y otro de 11 meses. Volvieron caminando por la calle Guido Spano y, a las pocas cuadras de salir, a la altura del 2.270, El Paredón comenzó a seguirlos amenazando de muerte a su tío. Corrían los segundos y la paciencia de la víctima había comenzado a agotarse. Estaba junto a toda su familia y la situación ya se había transformado en algo incómodo para todos.

    Así, decidió volverse para enfrentarse con su sobrino, quien no tuvo reparos en perpetrarle una trompada al hombre. De esta manera, se inició una riña entre ambos que duró apenas unos segundos. Los dos cayeron al suelo, fueron a parar a una acequia que estaba junto a ellos y Fernández Bustos sacó un cuchillo de entre sus ropas y lo incrustó en el abdomen de su tío. Luego, con la misma arma, de unos 15 centímetros aproximadamente, hirió el antebrazo del hombre. A esta altura de la trifulca, lo único que se escuchaba en toda la cuadra eran los gritos desesperados de auxilio de la mujer del herido, Laura Giordano.

    Después del terrible episodio, Fernández Bustos se dio a la fuga y llegó un vecino al lugar de los hechos, quien llevó en su auto particular a la víctima hasta el Centro de Salud Nº 17 para que fuera asistido. Desde ese centro asistencial lo derivaron rápidamente al Hospital Central, en el que fue intervenido quirúrgicamente. Aunque la operación se realizó con éxito, el hombre dejó de existir a las 19.15 de ese mismo día debido a una hemorragia interna que derivó en un shock hipovolémico.

    Si bien el autor de las mortales lesiones escapó del lugar del hecho, el rápido accionar del personal judicial y policial de la Oficina Fiscal Nº6 de Las Heras, a cargo, en este caso, de la fiscal María Luisa Canatta, posibilitó la aprehensión, pocas horas después, de quien diera muerte a Fernández Castro. Luego, dictaron la prisión preventiva en su contra y, tras reconocer que mató a su tío, fue condenado a la mínima que prevé el homicidio simple.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.