access_time 19:51
|
15 de noviembre de 2006
|
|
EN SAN RAFAEL

Lo condenan a cuatro años por un asesinato

Claudio Aguirraya, de 29 años, fue condenado ayer a la pena de cuatro años de reclusión, al encontrárselo culpable del delito de homicidio en estado de emoción violenta en perjuicio de Ricardo Calapiña

    Claudio Aguirraya, de 29 años, fue condenado ayer a la pena de cuatro años de reclusión, al encontrárselo culpable del delito de homicidio en estado de emoción violenta en perjuicio de Ricardo Calapiña. El hecho sucedió en la madrugada del 17 de julio del 2005, en Jaime Prats, San Rafael. El tribunal que actuó y dio la sentencia fue el de la Primera Cámara del Crimen del departamento del Sur. Exactamente dos semanas después de terminadas las audiencias, alegatos incluidos, se conoció el fallo de los jueces Domingo Mauricio, Mario Giambastiani y Eduardo Orozco.

    La investigación determinó que Aguirraya y Calapiña, quienes trabajaban en hornos de ladrillo en Villa Atuel, se encontraron en la tarde del 16 de julio y en una camioneta del primero se trasladaron hacia General Alvear. Eran amigos y, a la vez, las esposas de ambos son parientes. La mujer de Calapiña, Marta Morales, es tía de Lidia Morales, la señora de Aguirraya. Calapiña y Lidia habrían tenido tiempo atrás una relación sentimental. A partir de ahí, la relación de Calapiña con Aguirraya no fue igual. Aparecieron los celos.

    En el juicio, Lidia negó la relación. Se contradijo con una declaración que hizo después del hecho, en la que reconoció haber sido abusada sexualmente. Aguirraya y Calapiña discutieron. El primero habría golpeado y luego ahorcado a Calapiña con una cuerda. Tras cometer el hecho, Aguirraya habría cargado el cuerpo en el vehículo junto con una moto de la víctima. Los dejó a la vera de la ruta 143 en Colonia López, a dos kilómetros de Villa Atuel. Aguirraya negó la acusación al comenzar el juicio. Dijo que cuando iban en el rastrojero fueron interceptados por un auto con tres individuos, los que presuntamente eran gitanos. Según la declaración del hombre, estos habrían discutido con Calapiña, lo agredieron y después se lo llevaron. Pero la coartada expuesta por el ahora condenado no tuvo éxito.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.