access_time 14:51
|
10 de mayo de 2007
|
|
VÉLEZ SARSFIELD - BOCA JUNIORS

Lo aguantó y pasó a cuartos

El Fortín superó 3 a 1 al Xeneize pero no pudo avanzar. Los dirigidos por Miguel Ángel Russo aprovecharon la ventaja de 3-0 de la ida y se metieron entre los mejores ocho.

    Boca sufrió anoche hasta el minuto final en Liniers. Pero, pese a caer 3 a 1 ante Vélez, logró el objetivo de avanzar a los cuartos de final de la Copa Libertadores. Los dos goles de Mauro Zárate y el que aportó Darío Ocampo le resultaron insuficientes a Vélez, porque pagó carísimo el tanto en contra de Bustos, el que le impidió acceder a una definición por penales. Boca festejó porque hizo valer su victoria 3 a 0 en la Bombonera. Obligado por la desventaja, Vélez arrinconó a Boca desde el minuto inicial. El Fortín ejerció el control del juego durante los 45 minutos y tuvo dos chances claras para anotar en los 10 iniciales, ambas abortadas por Caranta.

    Esa actitud de Vélez tuvo su recompensa a los 14’, cuando Ocampo inició una jugada en mitad de cancha, la pelota pasó por los pies del mexicano Méndez y culminó en los de Zárate, quien desairó a Silvestre y definió cruzado ante la salida del arquero visitante. El contragolpe se manifestaba como un arma de ataque cada vez más seductora para Boca, que por esa vía pudo igualar el partido a través de Rodrigo Palacio, pero el delantero falló en la definición. Vélez no debía dormirse pero lo hizo. Y los de Miguel Ángel Russo lograron equilibrar el trámite. Por eso no sorprendió que a los 32’ Boca llegara a la igualdad. Un córner de Riquelme desde la izquierda fue peinado por Bustos, quien descolocó a Peratta, que nada pudo hacer.

    Las ilusiones parecían desvanecerse pero en dos minutos renacieron. A los 34’ Saúl Laverni le sacó roja directa a Ledesma por una infracción a Marcelo Bustamante y dos minutos más tarde, Zárate, aprovechando otro quedo de la defensa de Boca, definió libre y puso el parcial 2 a 1. Tras el gol, los de La Volpe recuperaron la memoria, empezaron a presionar como en los minutos iniciales y arrinconaron a Boca contra el arco de Caranta, quien debió exigirse para tapar tres pelotas con destino de gol. El envión de Vélez se extendió por un cuarto de hora en el que, aprovechando los gruesos errores de la defensa visitante, tuvo un par de chances claras más, frustradas por Caranta, la gran figura de Boca.

    En el complemento, el conjunto de La Volpe comenzó a sentir el esfuerzo y Boca encontró espacios, sobre todo Riquelme, quien estrelló dos pelotas en el travesaño. Los desaciertos de los defensores visitantes hicieron sufrir un rato más a Boca, cuando Ocampo picó libre por derecha y definió con lo justo ante la desesperada salida de Caranta. Vélez no tuvo resto para más. Insistió pero hasta ahí llegó y Boca fue el que visó el pasaporte a cuartos de final. Un pasaje que justificó en el partido de ida y que en Liniers no estuvo lejos de regalar.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.