access_time 16:44
|
30 de noviembre de 2020
|
|
Investigación en Homicidios por el hecho en Luján

Lo acusaron de ser informante policial sin pruebas y lo mataron

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1606745770233portada%20bord%C3%B3n%20.jpg
La víctima tenía 40 años y era padre de dos jóvenes hijas.

Se trata del caso del hombre asesinado en el barrio Nueva Vida. Sostienen que no era datero y que se iba a trabajar cuando lo atacaron. Apuntan a soldados de una banda narco.

Hugo Humberto Bordón tenía 40 años, estaba en pareja y era padre de dos jóvenes hijas de 15 y 19 años.

El viernes, minutos antes de las 6.30, dos hombres llegaron hasta su casa de la manzana D casa 5 del barrio Nueva Vida de Perdriel, en Luján, donde habitan familias reubicadas del ex Bajo Luján, y lo mataron a sangre fría.

Uno de ellos aprovechó que la puerta ingreso se encontraba semiabierta porque los habitantes del lugar se preparaban para ir a trabajar, ingresó agazapado y gatilló dos veces una pistola. Fue directamente a acribillar al jefe de familia. “Tenía como una orden y el blanco elegido”, describieron investigadores consultados por El Sol.

Bordón recibió los dos proyectiles en su cuerpo, uno en el sector abdominal y el otro en un hombro. Falleció a los pocos minutos mientras era trasladado a un centro asistencial de la zona, en los brazos de su mujer.

La víctima se preparaba después del desayuno para ir trabajar en la cosecha de cerezas, como hacía hace mucho tiempo. La esposa de la víctima alcanzó a observar a uno de los matadores pero no apreció el rostro porque el malviviente se lo tapó con el brazo luego de accionar el arma que llevaba, una pistola.

Desde ese momento, en la fiscalía de Homicidios de Gustavo Pirrello comenzaron a incorporar pruebas en el expediente pero no hubo detenidos. “No va a ser fácil identificarlos”, adelantaron fuentes policiales y judiciales.

Ver también: La banda narco que vendía 300 dosis por hora e invertía en un barrio privado

Mientras se desarrolla la instrucción, en la barriada sólo se habla de una grave situación: que los homicidas de Bordón fueron soldados narcos enviados a matar. Posiblemente hasta cobraron dinero para concretar el acto criminal.

Y que lo atacaron porque creían que era informante de la Policía Federal en una megacausa que duró meses y permitió desbaratar a principios del mes pasado una banda dedicada al tráfico y a la venta de cocaína –principalmente– que operaba en la zona.

Apuntaron contra la banda de Leonardo el "Bicho" Cruz y su hermana Yanet, quienes recientemente fueron allanados por la fuerza de seguridad nacional y detenidos.

Les incautaron 25 kilos de cocaína y seis de marihuana que serían de su propiedad, además de armas y elementos de corte y fraccionamiento y una importante cantidad de dinero en efectivo que serían ganancias del comercio de las sustancias.

Yanet Cruz tiene domicilio justo en frente de la casa del hombre asesinado, sobre la manzana C. Y recibió el beneficio de la detención domiciliaria.

Los vecinos y familiares entienden que esta mujer venía manteniendo cruces verbales con Bordón debido a que lo acusaba de pasarle información a los efectivos federales para que profundizar el desarrollo sus trabajos, detallaron en la barriada.

Sin embargo, de acuerdo con fuentes consultadas por este diario, la víctima nunca participó de la investigación federal que permitió la captura del "Bicho" y su familia.

Ver también: De presunto homicida a jefe narco: quién es el joven apodado "Bicho"

Esa pesquisas que terminó con el secuestro de drogas, armas y varios detenidos el viernes 6 de noviembre no contó con dateros que aportaran datos reveladores y esclarecedores.

Y los efectivos de la Delegación local trabajaron el caso desde principios del año se basaron para allanar en escuchas telefónicas y tareas de identificación en la calle que sirvieron para confirmaron la participación en el comercio de drogas de los sospechosos.

En algunos sectores de la barriada aseguran que los integrantes de esa banda narco que operó durante meses mandaron a matar a Bordón.

Sin embargo, en la fiscalía de Pirrello no se habían producido detenciones y estaban intentando identificar a el o los agresores.

Detallaron que la víctima tuvo la intención de ir a radicar una denuncia contra las personas que lo acusaban de ser informante policial días antes del ataque pero que no se decidió a hacerla. “Quizás se hubiese evitado este asesinato”, dijeron los vecinos del lugar. Y agregaron que Bordón era una persona que se dedicaba sólo a trabajar y que no tenía conflictos con nadie.

Así las cosas, los investigadores direccionaron al investigación hacia el "Bicho" Cruz y su hermana, ya que fueron marcados por los testigos.

La banda que lideraban, de acuerdo con la investigación federal, les permitió invertir en vehículos y hasta en un barrio privado.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.