access_time 10:13
|
15 de julio de 2006
|
BAJO UNA FUERTE CUSTODIA POLICIAL

Llegó a la provincia El Chato Camargo

Finalmente, ayer al mediodía pisó suelo mendocino el peligroso delincuente que fue trasladado desde Buenos Aires fuertemente custodiado

        Bajo un fuerte operativo policial que incluyó la custodia desde el aire por parte del nuevo helicóptero adquirido recientemente por la provincia, finalmente, ayer al mediodía volvió a pisar suelo mendocino para quedar otra vez tras las rejas Víctor El Chato Camargo, el peligroso delincuente que fue detetras hablaba por teléfono. Según los investigadores que participaron de la aprehensión, en la provincia de Buenos Aires Camargo formaba parte de una importante banda de piratas del asfalto. Otros dos miembros de esta gavilla fueron detenidos más tarde nido el martes en la provincia de Buenos Aires.


       La comitiva, integrada por una comisión especial que viajó hacia Buenos Aires a cargo del comisario Alfonso y de personal del Grupo Especial de Seguridad (GES), vigilada desde su ingreso a nuestra provincia por una flamante aeronave, llegó a la sede del Palacio Policial poco antes de las 14, después de más de 15 horas de viaje. Camargo estuvo en ese edificio unas pocas horas, ya que, más tarde, fue trasladado, por orden del fiscal de Delitos Complejos Daniel Carniello, a la cárcel provincial de la calle Boulogne Sur Mer, de la que se fugó el 22 de marzo junto a otros once internos.


ANTECEDENTES.


       El Chato Camargo está acusado de haber participado del homicidio del joyero Francisco Gutiérrez, en agosto del 2004. Por este hecho, tres individuos fueron condenados a prisión perpetua, y Camargo, seguramente, será juzgado por el mismo caso. Además de esto, en el prontuario del Chato figuran otros dos asaltos seguidos de muerte y 27 causas penales por distintos hechos, incluida la fuga carcelaria. DETENCIÓN. El martes, Camargo fue detenido en una plaza de la localidad bonaerense de Florencio Varela mien-

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.