access_time 08:13
|
7 de diciembre de 2020
|
|
Justicia de Menores

Liberaron al acusado de un doble crimen por una enfermedad

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1607556962680Portada%20Medina%20pixel.jpg
El adolescente tiene un pie fuera de la causa.

El joven está imputado por los asesinatos de Daniel Roldán y Alexis Corzo, ocurridos en 2019. Otros dos sospechosos también están libres y el caso ya no tiene detenidos.

La noche del 18 de noviembre del año pasado una brutal balacera en el barrio Santa Teresita, de Las Heras, dejó a dos jóvenes muertos, Daniel Ezequiel Kelo Roldán (22) y Alexis Alejandro Corzo (15). También hubo dos heridos.

El caso podría haber sido una tragedia sin antecedentes en la provincia, ya que los autores dispararon contra un grupo de unos 10 varones y chicas.

Poco más de un año después, la causa quedó sin detenidos luego de que la Justicia de Menores liberó a un sospechoso –se reserva la identidad porque era menor cuando ocurrió el hecho– por padecer una enfermedad.

El acusado, de 18 años, se encontraba con un pie fuera del expediente después de presentar pruebas sobre una coartada, pero hasta el momento sólo había conseguido mantenerse con detención domiciliaria.

El joven, que tenía 17 años cuando ocurrió el hecho de sangre, estaba cumpliendo con el beneficio privativo de la libertad en la vivienda de un familiar en el departamento de La Paz, a unos 150 kilómetros de su domicilio.

El motivo por el cual se eligió la localidad de la Zona Este para que cumpliera la domiciliaria fue que había denunciado a través de su abogado, Francisco Castro, que recibió amenazas por parte de los otros imputados que tiene el expediente que lidera el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello.

Se trata de los hermanos Maximiliano Horacio y Franco Jesús Villalba Quiroga, apodados Cara de Loco y Macaco, sindicados integrantes de la banda delictiva familiar Los Canavis, sospechada por venta de drogas y otros delitos.

Por esa razón, existe cierto temor por parte de la familia del chico de que regrese a su hogar, ya que está situado, prácticamente, enfrente de la casa de los Villalba.

Sin embargo, el estado de salud del joven lo obligó a volver al barrio Santa Teresita, debido a que debe hacerse estudios por un posible cáncer linfático.

Incluso, el jueves debió realizarse una intervención en la que le extrajeron unos nódulos, que serán analizados para definir el diagnóstico, indicaron fuentes consultadas.

Su versión

Tras ser detenido en marzo de este año, la defensa del joven presentó ante la Justicia pruebas con las que posteriormente conseguiría el beneficio de la domiciliaria.

La versión sostiene que, el día del asesinato, el chico estuvo con el Macaco, de quien es amigo desde su infancia, no obstante, se habría retirado a su casa momentos antes del doble asesinato, ya que debía hacer un trabajo práctico con una compañera de la secundaria.

El representante legal del estudiante presentó ante la Justicia los mensajes de WhatsApp que el joven intercambió con la estudiante y hasta el trabajo práctico que realizaron juntos.

Condenados

En octubre, los hermanos Villalba recuperaron la libertad, después de que la jueza María Julieta Espínola, del Juzgado Penal Colegiado N°2, les otorgara el cese de la prisión preventiva por falta de pruebas en su contra.

Pero, en la misma audiencia, ambos fueron condenados a ocho meses de prisión. El Cara de Loco, por violar la cuarentena y el Macaco, por lesiones agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género.

Pese a eso, ese mismo día regresaron a la calle, debido a que habían cumplido la pena impuesta durante su estadía en la prisión, donde estaban desde diciembre del año pasado.

Balacera letal

Fue a las 20.15 del 18 de noviembre del 2019 cuando las víctimas se encontraban en una esquina de Albox y Libertad, con varios amigos y amigas.

De repente, fueron sorprendidos por un vehículo utilitario blanco, desde el cual dos sujetos efectuaron diversos disparos.

Por el ataque, cuatro de los jóvenes resultaron heridos y los trasladaron al Hospital Carrillo en vehículos particulares.

Allí, los médicos constataron las muertes de Roldán y Corzo. Mientras que sobrevivieron Mauro Nicolás Aguirre (26) y Rodrigo Bebe Cruzate (22), un conocido malviviente de la zona, a quien, supuestamente, estaban dirigidas las balas.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.