access_time 23:17
|
16 de mayo de 2007
|
|
PROVOCACIÓN

Leyendas a favor de Videla en una iglesia

Dos leyendas con la consigna ?Viva Videla? escritas con marcador fueron encontradas ayer en el interior de la porteña iglesia Santa Cruz, refugio en la dictadura militar de familiares de desaparecidos, informó el cura párroco Carlos Saracini.

    Dos leyendas con la consigna “Viva Videla” escritas con marcador fueron encontradas ayer en el interior de la porteña iglesia Santa Cruz, refugio en la dictadura militar de familiares de desaparecidos, informó el cura párroco Carlos Saracini. Ambas pintadas fueron escritas sobre sendas columnas de la nave central del templo de los padres pasionistas, ubicado en la esquina de Urquiza y Estados Unidos, en el barrio San Cristóbal, donde se infiltró el represor Alfredo Astiz para delatar y secuestrar a parientes de víctimas del régimen de facto.

    El domingo se celebró allí una misa por el 30º aniversario del asesinato del cura Carlos Mugica, del Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo, y para el viernes está prevista otra por las Madres de Plaza de Mayo. En la iglesia Santa Cruz tuvo lugar, el 8 de diciembre de 1977, el secuestro de tres madres de Plaza de Mayo y otros familiares de desaparecidos, quienes recién empezaban a reunirse, por parte de un grupo de tareas de la Armada, integrado, entre otros, por el capitán Alfredo Astiz.

    El padre Saracini explicó que el episodio que pretende reivindicar al dictador Jorge Rafael Videla –quien en 1985 fue condenado por crímenes de la dictadura, está acusado del robo de bebés de desaparecidos y cumple arresto domiciliario– fue “un atentado, una manera oculta de presionar que nos duele”. “Nos han profanado la casa y repudiamos este hecho”aseveró el cura, y agregó: “Esta provocación no nos achica”, pese a que enfatizó que es “una mojada de oreja, un echar sal en la herida”. Asimismo, Saracini sostuvo: “No creemos en la teoría de los dos demonios, acá hubo terrorismo de Estado”, en referencia a la dictadura militar.

    El sacerdote relató a la prensa que ayer a la mañana descubrió el hecho y lo denunció a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. También explicó que se sacaron fotos para mandar a los medios de comunicación. En tanto, Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, repudió el episodio y pidió que se investigue. “Todo tiene que ver. Los genocidas no quieren ser condenados, quieren impunidad por crímenes que no prescriben. Son muy cobardes”, enfatizó Cortiñas.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.