access_time 21:23
|
1 de noviembre de 2017
|

Le robaron la camioneta con los perros y los dejaron morir asfixiados

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1509582185268perrosgerli.jpg

Un delincuente robó el vehículo de un instructor canino con sus dos mascotas. La camioneta apareció horas después, pero los canes no habían sobrevivido.

El robo de una camioneta en la ciudad de Gerli, al sur de Buenos Aires, terminó en una triste pérdida. Cuando el ladrón aprovechó que el dueño del vehículo se bajó por un instante para entrar a una vivienda, no se percató que en el interior del mismo había dos perros. A partir de ahí se inició una desesperada búsqueda que incluyó las redes sociales. Sin embargo, horas después, la camioneta aparecía en la calle pero con los perros muertos por asfixia. 

El dueño, identificado como Fernando -un instructor canino-, contó que el robo se produjo este martes alrededor de las 10 cuando se detuvo con su automóvil en el local de mascotas de un conocido por unos minutos, el tiempo suficiente para que un delincuente se llevara la camioneta con los perros. Previamente, venían del campo donde entrenaba a los canes. 

El especialista iba en el auto con una amiga, por lo que el malviviente amenazó a la joven y la obligó a bajarse a punta de pistola. A pesar de los nervios, la chica trataba de advertirle al delincuente que los perros estaban en el interior de la camioneta. Sin embargo, el ladrón hizo caso omiso y arrancó. 

Nueve horas después, la camioneta era hallada pero los perros no habían sobrevivido. El delincuente había abandonado la camioneta y no había dejado ventilación para los animales, que murieron asfixiados en una jornada calurosa en Buenos Aires.  

“¿Por qué no le dejaron una puerta, una ventana abierta? Ese es el dolor”, dijo Fernando sin consuelo en diálogo con TN, y agrega acongojado: “No sé si es ignorancia. Tal vez porque no tiene alma ni tiene corazón, tal vez porque no tiene valor su vida ni la de un ser humano y menos, tal vez para él, un simple perro, que para nosotros es muy importante”.

La indignación de Fernando ante la muerte de sus perros también es por el accionar de la Policía. “El trato que se le dio no fue adecuado, porque no fue un robo de auto sino que había vida en el coche, y debía dársele un trato distinto”, consideró y cerró: “La camioneta, por más linda que sea, es una chapa que tiene seguro y no tiene valor”.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.