access_time 13:20
|
22 de septiembre de 2009
|
|
REFORMA DEL SISTEMA FINANCIERO Y MILITARISMO

Latinoamérica unificará discurso ante la ONU

La Embajada de Brasil es el sitio desde donde el presidente destituido reaparecióación

NACIONES UNIDAS (EFE). Brasil abrirá mañana con un discurso de cambio el debate en la Asamblea General de la ONU y también será la primera voz latinoamericana en este foro anual que reúne a gobernantes de 192 países en el más importante encuentro de la diplomacia mundial.

    En setiembre del año pasado, en pleno estallido de la crisis financiera en Estados Unidos que se contagió por todo el mundo, los representantes latinoamericanos lanzaron un ataque coordinado contra la imprudencia financiera de los países ricos que sufrirían las naciones en desarrollo. Ahora, con los primeros síntomas de recuperación en las economías más grandes, entre ellas la brasileña, Latinoamérica lanzará una ofensiva para exigir cambios en las instituciones mundiales y nuevas reglas que asignen un papel más activo del Estado en el control de los excesos financieros, según fuentes diplomáticas. En paralelo a la Asamblea General de la ONU en Nueva York, el jueves y viernes se reunirá en Pittsburgh (EEUU) el G-20 (países más industrializados y emergentes), con la participación de Brasil, México y Argentina, para analizar la reforma del sistema financiero internacional y medidas para vencer la crisis.

    En la tribuna de la ONU, los dirigentes latinoamericanos presionarán para que los organismos multilaterales cedan más poder a los países emergentes, según avanzaron en sus capitales. Brasil aspira desde hace una década a un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, el más importante órgano de decisión de Naciones Unidas y en el que sólo están desde su creación en 1946 EEUU, Rusia, China, Francia y Reino Unido, las cinco potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial. El gigante sudamericano esgrime para ello su liderazgo político, económico y militar. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, es esperado el jueves en la ONU después de dos años de ausencia.

    En su última y sonora intervención en el 2006 llamó “diablo” desde la tribuna de oradores al entonces mandatario estadounidense, George W. Bush. Es la primera vez que los países latinoamericanos se encontrarán cara a cara con el presidente de EEUU, Barack Obama, desde que se generalizó en agosto el malestar por el anuncio de la utilización de siete bases colombianas por militares estadounidenses en misiones contra el tráfico de drogas y el terrorismo. Muchos gobernantes consideran ese acuerdo una amenaza para la estabilidad regional y han solicitado a Obama una reunión al margen de la Asamblea de la ONU con el grupo de Unasur para pedir garantías.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.