access_time 07:26
|
17 de octubre de 2016
|
Editorial

Las señales que no llegan

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/763/275/000763275-1-ma30474jpg.jpg

La cuestión de género no es un tema secundario a la hora de armar estrategias políticas. La creciente violencia contra las mujeres no encuentra en la planificación política una postura clara para combatirla.

Además de publicar palabras políticamente correctas en las redes sociales, cada una de las decisiones que tome el Gobierno deben tener en cuenta este problema. De lo contrario, sólo serán discursos para una tribuna que reclama que las agresiones contra las mujeres sean tenidas en cuenta y que no se evalúe cada caso según la conveniencia partidaria. 

Por eso, hasta que el gobernador presentó a su candidato para la Suprema Corte, había una demanda generalizada para que ese lugar fuese ocupado por una mujer, especialmente, porque en Mendoza hay profesionales con sobradas condiciones para ese cargo. 

Pero la decisión pasó por otro lado. Diferentes lecturas para una realidad crítica que esperaba una señal. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.