access_time 00:16
|
19 de enero de 2021
|
|
Atractivos turísticos

Las puertas al Infierno: los lugares más terroríficos del mundo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1610987487738Pozo%20de%20Darvaza.jpg
Pozo de Darvaza, considerado una de la puertas al Infierno.

Algunas creencias aseguran que en todas las metrópolis existen entradas al Inframundo.

El Infierno es un lugar que es transversal en muchas culturas. Desde la mitología de civilizaciones antiguas hasta religiones actuales, en muchas creencias se describe la existencia de un sitio donde los humanos que hicieron cosas horrorosas van a parar tras morir.

Algunos creen que en todas las ciudades existen puertas que llevan directo al Inframundo. Hay varios lugares en distintos países que, por diferentes motivos, han recibido el apodo de Puerta al Infierno.

Estos son algunos de los sitios más conocidos y que se han convertido en atractivos turísticos:

El Pozo de Darvaza, la ardiente puerta al Infierno de Turkmenistán: se ubica cerca de la pequeña localidad de Darvaza en el desierto de Karakum (Asia Central). La razón por la que recibió ese apodo es porque se trata de un gigantesco cráter ubicado en medio del desierto, el cual arde sin parar desde 1971. Con un diámetro de 68,8 metros y una profundidad de 29,8 metros, su interior se quema continuamente debido a que en el lugar hay una reserva de gas metano.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de 🌺Mira (@gulmirabdy)

Ver también: Los mejores destinos fríos en verano

Cráter de Batagaika, la puerta al Infierno que crece sin parar: se ubica a pocos kilómetros de la localidad de Batagai, en Siberia. Este cráter es una gigantesca estructura geológica que apareció hace casi tres décadas y, como en muchos otros casos, su existencia se debe a un error humano ya que años antes de que se formara, en la zona se taló una parte importante del bosque, lo que propició el hundimiento masivo de terreno. Esta depresión, que ya mide 1 kilómetro de largo y tiene unos 90 metros de profundidad, no para de crecer.

Debido al calentamiento global, el permafrost (la capa del suelo que está permanentemente congelada en los hemisferios) se está descongelando. A medida que ésta se deshiela en esa área de Siberia, la tierra se va soltando, permitiendo que el cráter se vaya expandiendo.

Puerta de Plutón, la letal entrada al Inframundo de los griegos y romanos: esta cueva está en la actual Turquía y fue descubierta por un grupo de arqueólogos italianos en 2013. En 2018, se confirmó que se trataba de una de las entradas al infierno grecoromano y también se sabe por qué. Era una Puerta al Inframundo porque cualquiera que se acercara a la cueva, moría inmediatamente. Ello se debe a que, desde esa abertura, se emite dióxido de carbono (CO2) en concentraciones altísimas, lo que resulta mortal para cualquier organismo vivo.

Xibalbá, el Inframundo que ponía duras pruebas a los Mayas: para los mayas, el infierno se llamaba Xibalbá y para llegar hasta su puerta había que superar una serie de difíciles pruebas. Todo eso se sabía por el Popol Vuh, un legendario libro sagrado de la mitología maya, pero hasta hace poco se desconocía exactamente dónde estaba ubicada esa famosa entrada. Fue en 2008 cuando un grupo de arqueólogos descubrieron lo que se cree era la puerta al Xibalbá. En Yucatán, al sureste de México y dónde también se halla Chichén Itza, hallaron una red de cuevas y cenotes en el subsuelo que se piensa eran para realizar los rituales para entrar al inframundo. La puerta en sí tiene alrededor de un metro de altura por 50 o 60 centímetros de ancho, y está semioculta tras un portal natural cubierto de piedras labradas.

Ver también: Qué destinos elegir para vivir las mejores vacaciones en el país

Masaya, el volcán más temido por los indígenas nicaragüenses y los españoles: se ubica cerca de la ciudad homónima, que está al sur de Nicaragua y muy cerca de la capital de ese país, Managua. Este gigante de fuego tiene cinco cráteres, cerrca de la boca de uno de ellos surge una laguna de lava que aparece y desaparece cada cierto tiempo, convirtiendo al Masaya en uno de los 3 únicos volcanes en el mundo que forman efusiones de magma en su cráter de manera periódica. Este volcán fue apodado “la puerta al Infierno” por el fraile español Francisco de Bobadilla durante la colonización, quien se asustó tanto que dejó colgada una cruz a la orilla del cráter.

 

Fuente: Biobio.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.