access_time 17:51
|
27 de julio de 2007
|
|
PERSONAJES

Las oscuras facetas que perjudican a las celebridades hollywoodenses

Parece la lista de invitados a una fiesta de famosos en Hollywood: Lindsay Lohan, Nicole Richie, Britney Spears, Paris Hilton, Mel Gibson, Nick Nolte, Keith Urban

        Pero lo que tienen en común todas estas personas es que fueron detenidas por conducir ebrias, por abusar de drogas y por someterse a tratamientos de desintoxicación en clínicas privadas, entre otros escándalos.


LOS PROTAGONISTAS.


            Lindsay Lohan es la reciente protagonista de esta trama. La joven fue noticia en estos días al ser detenida, por segunda vez en tres meses, a causa de conducir bajo los efectos del alcohol. Sólo una semana después de haber terminado un tratamiento de desintoxicación, Lohan fue interceptada por la policía en horas de la madrugada en Santa Mónica, cuando perseguía con su coche a otro vehículo. Llevaba altos valores de alcohol en la sangre y cocaína en un bolsillo. El 24 de agosto deberá presentarse ante la Justicia.


           “La drogadicción es una enfermedad terrible, diabólica”, comunicó a los medios la abogada de Lohan, Blair Berk, quien añadió que su clienta se encuentra ya bajo tratamiento médico. Con Mel Gibson, la famosa abogada tuvo algo más de suerte hace un tiempo. El actor y director está perfectamente y cumple con todos los requisitos de la libertad condicional, informó Berk al juez en Malibú en mayo. Gibson fue detenido hace un año, también por conducir borracho, y condenado a tres años de prisión en suspenso y tratamiento médico.


          Un juez alabó también a la cantante Courtney Love, quien tras numerosos escándalos e intentos de rehabilitación relacionados con drogas, ahora cumple con lo establecido en la libertad condicional de la que goza por tres años. Pero los dramas vinculados con las drogas, con sus interminables secuelas, son tristes clásicos de Hollywood. Nicole Richie, sin ir más lejos, deberá presentarse ante la Justicia en agosto por conducir bajo el efecto de drogas.


           La estrella de Simple life fue detenida en diciembre al volante de su deportivo, tres años después de haber sido condenada por conducir ebria. En caso de ser encontrada culpable, podría ir a prisión. Otro que se suma a la lista de personalidades complicadas es el actor Daniel Baldwin, quien habló abiertamente en la CNN de sus nueve tratamientos y su adicción a la cocaína. Él pasó los últimos siete meses en una clínica para famosos en Malibú, California.


           En tanto, Britney Spears ingresó, en febrero, tres veces en una semana en clínicas para adictos, para luego reincidir con largas noches de juerga. Ni bien salió en libertad, también Paris Hilton regresó a la vida nocturna a fines de junio.


SÍMBOLO DE STATUS.


           “Los Ángeles es una trampa para los jóvenes aspirantes a estrella, quienes viven allí como en un reality show”, comentó el analista del mundo del espectáculo Billy Bush, del programa Access Hollywood. Para Bush, los tratamientos en clínicas de lujo son puro engaño. Sin embargo, centros de lujo que cuentan con vistas al mar, spa, equipos de médicos y psicólogos son, desde hace tiempo, un refugio para muchas celebridades.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.