access_time 13:25
|
26 de diciembre de 2006
|
|
MOVIDA NOCTURNA

Las multas a los boliches, en suspenso

Reformarían la ley para que Diversión Nocturna tenga poder de policía, ya que los municipios no actúan. Definido esto y los montos, los actuales infractores también deberán pagar

       A pesar de que ya está en marcha la tan mentada Ley de Boliches, por el momento no habrá multas efectivas, más allá de que se están realizando actuaciones a los locales en infracción. Así, hasta que los municipios decidan establecer las multas que pondrán o, en su defecto, hasta que la Legislatura reforme la norma y decida restituirle el poder de policía al Programa de Diversión nocturna, no se podrá imponer ninguna sanción. Sin embargo, las infracciones que se siga cometiendo tendrán su efecto una vez que se definan los alcances de las multas, por lo que quienes hoy infrinjan la norma tendrán que hacerse cargo, en un futuro cercano, de las faltas cometidas. Cabe recordar, que ya son veinte las actuaciones labradas por esa repartición.


PODER.


       El titular de ese programa, Rubén Origaen, explicó ayer a El Sol: “Lo más racional y posible es que recuperemos el poder de policía para hacernos cargo nosotros de las multas y ponerle un corte a esta situación, ya que los municipios no se definen y nada están haciendo al respecto.Necesitamos comenzar a poner sanciones ejemplificadoras”. Sin embargo, el funcionario aclaró que la iniciativa de la reforma la está encabezando el propio ministro de Desarrollo Social, Sergio Pinto, quien la hará llegar a la Cámara de Diputados para que esta defina la situación, por lo que todavía no se puede aventurar ninguna solución y menos comenzar a hacer efectivas las multas.


INFRACTORES.


          De todas maneras, el funcionario explicó que aquellos empresarios bolicheros que estén cometiendo faltas y sean presa de los controles y actuaciones deberán afrontar los costos de las irregularidades cometidas. “Aunque todavía no se define el comienzo de la aplicación de las multas, se va a tener en cuenta a aquellos que han infringido la ley, por lo que, a futuro, deberán hacer frente a la multa correspondiente”, agregó Origaen, quien, además, hizo ayer un balance del comportamiento de la diversión nocturna navideña, donde se detectó dos fiestas en infracción (ver aparte). DIPUTADOS. Ayer, El Sol intentó comunicarse con todos los diputados de la Comisión de Desarrollo Social, pero sólo atendieron los legisladores demócratas miembros de ese grupo. “Creo que no hay que dejar el tema multas en manos de los municipios, porque siempre existe un amiguis de los gobernantes municipales para con los responsables de la movida nocturna”, señaló el diputado Eugenio Dalla Cia. “Sería más claro y mejor que el poder de policía lo tenga Diversión Nocturna, pero hay que analizar desde lo legal las competencias municipales, porque, finalmente, una reforma de la ley puede también quedar en nada.Hay que esperar a ver cuándo trataremos este tema”, apuntó el legislador Mario Casteller.


EN VEREMOS.


        Hasta el 31 de diciembre está estipulado que se realice la difusión de la ley y, a partir del 1 de enero, se habían previsto que los inspectores comenzaran a aplicar efectivamente las multas. Pero, en todo este tiempo, las comunas tendrían que haber aunado los criterios y montos de las multas que se van a aplicar. Como esto no ocurrió, las autoridades de Diversión Nocturna y las del Ministerio de Desarrollo Social decidieron encarar la reforma de la norma para hacerse cargo de la aplicación efectiva de las sanciones.


       El borrador con las modificaciones que se le hará llegar al gobernador para que este lo derive a la Cámara de Diputados contempla sólo dos tipos de sanciones: una multa que ronda los 5.000 pesos y la clausura por treinta días del boliche y otra por la que, de producirse una reincidencia, se cerrará definitivamente el local.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.