access_time 18:17
|
14 de octubre de 2009
|
|
ESPECIAL DÍA DE LA MADRE

Las mujeres, más que nunca, necesitan mimos

¿Cuánto tiempo a la semana dedicás para vos? Muchas veces, con el ajetreo de las tareas y la rutina diaria, nos acordamos de todo menos de nosotras mismas, lo que acarrea depresiones, peleas, inseguridad y estrés. Es muy importante que dediqués un tiempo para cuidarte, mimarte y mantenerte bien, y que te sintás y veás como una verdadera reina. Esto te ayudará a que veás la vida más positiva y a que no te estresés fácilmente. Poné en práctica estos consejos sencillos desde hoy.

¿Cuánto tiempo a la semana dedicás para vos? Muchas veces, con el ajetreo de las tareas y la rutina diaria, nos acordamos de todo menos de nosotras mismas, lo que acarrea depresiones, peleas, inseguridad y estrés. Es muy importante que dediqués un tiempo para cuidarte, mimarte y mantenerte bien, y que te sintás y veás como una verdadera reina. Esto te ayudará a que veás la vida más positiva y a que no te estresés fácilmente. Poné en práctica estos consejos sencillos desde hoy.


 CONVERTÍ EN RUTINA TU CUIDADO PERSONAL

Bebé de 8 a 10 vasos de agua por día, te va a ayudar a hidratar la piel y a eliminar toxinas.


Comé alimentos frescos, sin conservantes, grasa y azúcar en exceso y evitarás sobrepeso, acné, celulitis y colesterol, entre otros.


 Hacé tres comidas equilibradas al día.


 Tratá de no ingerir alimentos entre comidas, ya que interrumpís la digestión y favorecés al aumento de peso.


Comé lo más que puedas de verduras y frutas crudas.


 Consumí carnes rojas dos veces por semana como máximo, pues contienen muchas toxinas difíciles de eliminar.


Las harinas integrales son altas en fibras, su digestión es más lenta y no engordan tanto como las harinas refinadas.


CUIDADOS PARA TENER UNA PIEL ENVIDIABLE


Usá un guante exfoliante para enjabonarte; estimula la circulación y elimina las células muertas.


Hacete un exfoliado corporal cada mes. Podés realizarlo con productos exfoliantes o con azúcar, limón y sal entrefina. No te expongás al sol después de esto.


  Aplicate diariamente, después de bañarte, una crema humectante.


 CUIDÁ TU ROSTRO


Es conveniente que consultés a un profesional para que diagnostique tu tipo de piel y te recomiende una línea de productos adecuados para mantener tu cara en óptimas condiciones.


 En la noche es muy importante que te demaquillés con un producto adecuado para que la piel este lista para absorber los nutrientes que contienen las cremas nocturnas.


Nunca apliqués una crema de noche en el día ya que podés mancharte la cara.


 Hacete limpiezas faciales, por lo menos, una vez al mes.


 CUIDADO DE LAS MANOS


Hacete manicuría una vez a la semana.


No permitás que se te descascare el esmalte, si sucede, despintalas inmediatamente.


Cada vez que lavés tus manos ponete crema humectante.


Utilizá cepillo de uñas para exfoliarlas, limpiarlas y mantener delgadas las cutículas.


CUIDADO DE LOS PIES



Usá una lima o piedra pómez y frotate las callosidades sin lastimarte, usarla a diario evita que se formen asperezas.


Ponete una crema refrescante y humectante todos los días. Hacete pedicuría frecuentemente.


CUIDADO DEL CABELLO. Muchas veces no le damos la importancia que merece al cuidado y corte de cabello, sin embargo, es vital para nuestro arreglo personal, pues el cabello es el marco de la cara y puede resaltar nuestra belleza o, por lo contrario, opacarla.


Utilizá un champú adecuado para tu tipo de cabello.


Usá acondicionador solo en las puntas.


No utilicés el secadores de cabello a temperatura muy alta.


Hacete baños de cremas y tratamientos hidratantes cada semana o cada 15 días.


Despuntate el cabello cada mes.


 MASAJES PARA LA CIRCULACIÓN. Para regular la circulación, además de consultar al médico, podés hacerte masajes. Si no tenés tiempo de llamar a un profesional, podés hacerlo en casa, preferentemente después del baño, frotándote una toalla húmeda hasta que la piel se torne rojiza. Esto moviliza el sistema circulatorio, contribuyendo, además, a un buen drenaje linfático.


 También podés alternar duchas frías y calientes al momento del baño. Antes de salir intentá con el agua fría, es un poco difícil pero después viene una gran sensación de bienestar, esto no es conveniente para quien sufre del corazón, pero sí para los sistemas nervioso, linfático, circulatorio y respiratorio.

TEMAS:

Varios

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.