access_time 19:33
|
23 de febrero de 2007
|
|
VENDIMIA 2007

Las mujeres detrás de las reinas

Bajo el cargo de coordinadoras, las damas de honor cumplen un arduo y comprometido trabajo junto a las candidatas vendimiales. Historias de una pasión.

   La Fiesta Nacional de la Vendimia marca el fin del trabajo en la viña, se celebra la labor de muchos mendocinos que, a diario, empeñan horas de sacrificio para alcanzar una producción satisfactoria. Pero, además, de estos personajes, existen muchos otros que, desde una posición anónima, realizan una obra para destacar. Este es el caso de las coordinadoras vendimiales,mujeres destinadas a velar por el desempeño de cada una de las reinas departamentales. Convertidas en las damas de honor de las candidatas, realizan, durante todo el año, una tarea para elogiar, por ello, hoy se transforman en las protagonistas de la previa a la gran fiesta.

   REFERENTES ANÓNIMOS. No hay dudas de que las soberanas son el condimento esencial de los festejos vendimiales. Pero, detrás de ellas, existen mujeres comprometidas que sacrifican parte de su tiempo para acompañarlas en cada una de las actividades. Así, 17 son las coordinadoras que, durante dos semanas, se transforman en madres, amigas y, por qué no, damas de compañía de las jóvenes.

    Sonia Castro, Liliana Zago, Marina Furlano y Amelia Castro son algunas de las mujeres que dedican su amor a las soberanas. Comandadas por Alejandra Gamboa, encargada de la coordinación general de las reinas, y abocadas a dicha labor desde hace años, refirieron a El Sol estar muy orgullosas de formar parte del equipo vendimial. “Aunque parezca una tarea simple, no es así.

   La mayoría deja esposos, hijos, padres y amigos para abocarse de lleno a esta tarea fascinante”, dijo Amelia Castro, delegada de San Martín desde hace siete años. Por su parte, Liliana Zago, quien también lleva siete años pero en Rivadavia, explicó: “Durante dos semanas, las chicas se convierten en nuestras hijas. Las aconsejamos, contenemos y atendemos, por lo que es un trabajo muy agotador pero, a la vez, gratificante”. Autodefinidas como madres sustitutas, se convierten en modistas, peinadoras y hasta psicólogas de las reinas.

   “Al estar tanto tiempo separadas de sus familiares, las chicas se ponen muy susceptibles, extrañan mucho y nuestra función es darles fuerzas para continuar con su sueño”, dijo Marina Furlano. “No todo es color de rosas, la exposición a la que se someten genera crisis emocionales y, en esos momentos, aparecemos nosotras: sus madres postizas”, agregó Sonia Castro, representante de Luján desde hace nueve años.

   A pesar de no recibir reconocimientos, estas mujeres manifestaron estar muy agradecidas con las candidatas, ya que el afecto demostrado es impagable. “Somos una verdadera familia vendimial ”, culminó Amelia. Sin dudas, cada una de ellas merece la admiración de todos por su impecable dedicación y entrega.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.