access_time 22:02
|
15 de noviembre de 2012
|
|

Conflicto

Las meretrices de Capital se movilizarán y le llevarán una contrapropuesta a Fayad

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/275/366/000275366-2012111img_0148_2289332.jpg

Aseguran que no van a dejar de trabajar y que se sienten discriminadas. Piden la creación de un registro de meretrices en lugar de que las dejen sin trabajo.

"¿Qué pretenden con esta ordenanza?, ¿qué haya sexo en la vía pública? Porque nosotras no vamos a dejar de trabajar". Esta es una de las declaraciones que esbozaron Verónica, Carmen y Alejandra, trabajadoras sexuales que se oponen a la nueva normativa aprobada por el Concejo Deliberante de Capital. Este procedimiento establece el cierre de lugares de alterne en un plazo de 30 días. Meretrices y dueños de residencias que funcionan como albergues transitorios se reunieron a fin de organizar una manifestación para expresar el descontento ante la decisión tomada en Ciudad.

Dijeron que están pensando en realizar una movilización hasta la Municipalidad de la comuna que comanda Víctor Fayad. Ambos sectores piden que, en lugar de quitarles su fuente de trabajo, creen un registro de las mujeres que se dedican a esta profesión y que lleven adelante más controles si es necesario.

"Que quiere combatir la trata es una pantalla de humo. Desde que asumió en su gestión nos quiere sacar de la calle", comentó Angélica, ex meretriz y propietaria de la residencia ubicada en calle Federico Moreno. A su lado, Carmen (25) y Verónica (39) aseguraron sentirse discriminadas ante la medida. "Lo único que esto va a provocar es que haya más robos y violencia hacia nosotras. ¿Adónde vamos a trabajar?, ¿quiere que lo hagamos en las calles, en un auto, al lado de una acequia? Porque nosotras tenemos una familia que mantener y no vamos a dejar de hacer esto", explicaron ambas. A la conversación se sumaron Paola, hija de Angélica y también propietaria de la residencia; Alejandra, meretriz de 38 años, y Emiliano, dueño de un hotel.

Una por una relataron sus historias de vida, sus edades, cuántos hijos tienen y la importancia de su trabajo para vivir. "Tenemos hijos que estudian y quiero que lo hagan porque la verdad es que no quiero que el día de mañana ellas se dediquen a lo mismo que yo", expresó Verónica, meretriz hace 17 años. Por su parte, Carmen contó que con lo que gana mantiene a su hija de 3 años y ayuda a su familia en Colombia, desde donde llegó para probar suerte.

La contrapropuesta y la movilización

"Sería bueno la creación de un registro de mujeres que ejercen la prostitución", dijo Emiliano. Paola, por su parte, contó que antes existía un sindicato llamado "Amor Capital", controlado desde Buenos Aires y que les otorgaba las vacunas contra la hepatitis, consultas médicas e, incluso, bolsas con alimentos. Tras su disolución, se intentó la creación de otro gremio bajo el nombre de "Amor Federal", pero finalmente no prosperó y actualmente no existe que intente regular esta actividad.

En cuanto al tema sanitario, Verónica contó que hace algunos años se realizaban los controles en el Centro de Medicina Preventiva Emilio Coni, allí había un profesional especialmente dedicado a ellas. Luego, este establecimiento cerró y les pidieron que se dirigieran al hospital Lencinas, sitio en que que tenían que esperar por más de seis horas. Por esto, las mujeres decidieron hacerse los controles con un médico privado, lo que les llega a costar hasta 300 pesos.

"En lugar de clausurar saunas y cabarets, ¿por qué no nos piden la Libreta Sanitaria y hacen más inspecciones?", preguntó Verónica; mientras Angélica y su hija agregaban que, en muchas ocasiones, personal de Investigaciones y de Gendarmería las visitan de forma repentina controlando la habilitación y presencia de menores en el lugar. "Nosotras no tenemos ningún problema con estos procedimientos y acá chicas que no tienen 18 años no entran. Por las caritas te das cuenta y si les pedimos el DNI y no lo entregan, no las dejamos ingresar", comentaron.

Según relataron, estiman una gran convocatoria para la manifestación que harán frente a la Municipalidad de Capital, pese a que aún no logran definir la fecha ni metodología porque muchas mujeres tienen miedo de exponerse. "Varias se han acercado a consultarnos qué vamos a hacer y aseguran que se van a sumar pero quizás después no aparezcan porque están asustadas. Temen que las lleven presas o tomen represalias", explicó Angélica.

Las mujeres contaron que desayunan y almuerzan juntas y, según las propias meretrices, se sienten seguras cuando van a trabajar al hotel de Paola y Angélica. "Estamos protegidas, son de confianza. Si tenemos problemas con algún cliente, sabemos que podemos contar con ellas, incluso si a alguna le pasa algo, salimos todas a defendernos entre nosotras", relataron Carmen y Verónica.

Las trabajadoras contaron que hasta colaboran con la seguridad de la zona ya que, en muchas ocasiones, han presenciado situaciones de robo o potenciales de robo y han sido las primeras en llamar a la policía o advertir a la gente. "Ningún vecino tiene un solo problema con nosotras, nunca se han acercado con un reclamo o queja porque nosotras no molestamos a nadie, solamente queremos que nos dejen trabajar", manifestó Angélica. 

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.