access_time 19:36
|
13 de marzo de 2018
|

Las dos llamadas que recibió el ex marido de Carleti antes del crimen

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1520980380380WhatsApp%20Image%202018-03-13%20at%2018.56.09..jpg
Leonardo Hisa y Norma Carleti.

Las realizó uno de los imputados, el que tenía pulsera electrónica, identificado como Kevin Guerrero, al celular de Leonardo Hisa. La primera fue el domingo 3 a las 11 y la otra, tres horas antes del crimen. Declaró otro imputado. Nuevos detalles.

La investigación por el crimen de la empresaria Norma Ethel Carleti está en sus primeros pasos pero ha presentado un gran avance con respecto a las imputaciones. Son cuatro los jóvenes que están tras las rejas acusados por homicidio agravado por ensañamiento. Tres de ellos son hermanos.

En las últimas horas, a la fiscalía llegó un informe de compañías telefónicas sobre el entrecruzamiento de llamadas y se concluyó que se registraron, al menos, dos comunicaciones entre el ex marido de la víctima, Leonardo Hisa, y uno de los sospechosos, Kevin Guerrero, el primer detenido de la causa.

Este joven de 22 años purgaba una condena por robo en su casa –había sido beneficiado con la prisión domiciliaria–, y la pulsera que permitía su monitoreo se activó en los momentos previos al asesinato de Carleti, la reconocida mujer de negocios inmobiliarios y frutihortícola de Tunuyán.

Debido a esto, el fiscal de la causa, Adrián Frick, quien cuenta con la ayuda de la fiscal de Homicidios del Gran Mendoza Claudia Ríos, inició un análisis de las pruebas. Los investigadores consultados por El Sol no dudaron en hacerse una pregunta que se cae de maduro: “¿Por qué Hisa recibió dos llamados de este pibe las horas previas al asesinato de su ex mujer, con quien estaba en pleno proceso de divorcio?”.

Hisa, un hombre que se desvinculó de las empresas Carleti SA (exportadora de frutas) y Las Lomas (inmobiliaria) tras el asesinato, y ex legislador radical, aseguró a través de su abogado, Daniel Sosa Arditi, que nada tiene que ver con el hecho y que lo está trascendiendo de un posible crimen por encargo, “son todas mentiras”.

Ver también: Los cuatro detenidos del caso Carleti aseguran ser inocentes

Más allá de las declaraciones del representante legal, el Ministerio Público entendió que las llamadas podrían complicarlo en un futuro. De todas formas, necesita incorporar más pruebas.

El detalle de las comunicaciones sostiene que Kevin Guerrero llamó a Hisa el domingo 3 a las 11. El teléfono celular del empresario estuvo activo por la mañana y contestó.

El lunes 4 a las 21, poco más de tres horas antes de que la mujer de 59 años fuera acribillada con un arma blanca (recibió al menos 52 puntazos), Guerrero volvió a llamar a Hisa, sostienen el análisis de las comunicaciones.

Para la parte querellante, representada por el abogado Víctor Ábalos, se trata de un crimen por encargo. Y apunta a Hisa como el hombre que pagó a un grupo de jóvenes para que terminara con la vida de la mujer.

Los pesquisas consulados prefieren la cautela y seguir incorporando pruebas en la causa.

En detalle

Este martes fue día de declaraciones en la fiscalía que tiene a cargo la causa del conmocionante homicidio. Uno de los que decidió contar su versión de la situación fue Ever Guerrero, el último sospechoso atrapado, el lunes por la tarde.

El joven desconocía la acusación en su contra y lloró cuando le contaron que iba ser imputado. Contó que no tenía una relación fluida con sus dos hermanos (uno Kevin y el otro Alexis, también detenido) y negó su participación en el hecho.

Lo mismo había hecho el cuarto acusado, Alexander Jira. Este joven podría quedar desvinculado de la investigación, estimó su defensa, a cargo de Lucio Chávez.

Declaró ante las partes y se desligó. Aseguró que no tenía relación con los hermanos Guerrero y que la publicación en su perfil de Facebook que lo complica, la que escribió pocas horas después del crimen (“No quería hacerlo, pero lo hice, son los gajes del oficio”) las hizo para darle un mensaje a su novia, por una cuestión de infidelidad, contaron fuentes de la causa.

Chávez presentó un control jurisdiccional y el viernes por la tarde la Justicia de Garantías definirá si le da la libertad o sostiene las pruebas de la fiscalía.

Con respecto a las indagatorias, es probable que los otros dos hermanos Guerrero declaren la semana próxima. Informalmente aseguraron que nada tenían que ver con el hecho de sangre.

Más allá de esto, en la fiscalía esperan una serie resultados de cotejos de sangre y de huellas dactilares que se levantaron en la escena, la casa de la víctima. Carleti fue asesinada la madrugada del lunes 5.

La atacaron en su casa de República de Siria y Almirante Brown. Recibió medio centenar de puntazos con, al menos, tres armas blancas que había en la casa. Lo que llamó la atención es que los agresores no se llevaron $40 mil que había arriba de una mesa en la sala principal de la propiedad.

Tampoco elementos de electrónica. Debido a esto, tomó fuerza la hipótesis de crimen por encargo.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.