access_time 10:37
|
28 de octubre de 2009
|
|
ESTÉTICA

Las distintas maneras de usar el maquillaje

Hablando de maquillaje, podemos decir que su nombre proviene de maquiller (maquillar) un término francés utilizado en la jerga teatral durante el siglo XIX. Aunque la palabra sea moderna, el concepto es antiguo. Se trata de aplicar al rostro preparados artificiales para adecuarlo a la iluminación o bien para obtener una caracterización.

    Hablando de maquillaje, podemos decir que su nombre proviene de maquiller (maquillar) un término francés utilizado en la jerga teatral durante el siglo XIX. Aunque la palabra sea moderna, el concepto es antiguo. Se trata de aplicar al rostro preparados artificiales para adecuarlo a la iluminación o bien para obtener una caracterización. La palabra maquillaje dejó de ser utilizada únicamente en teatro y se generalizó, siendo usada en cualquier ámbito de la vida para indicar que a un rostro (o a cualquier otra parte del cuerpo) se le ha aplicado un cosmético. Una de las causas que más han influido en la evolución del maquillaje ha sido el impacto del cine, las artistas han encarnado perfiles de belleza y se han convertido en vehículos de recreación y moda. Se ha pasado de una estridencia y un exceso de pintura a una mesura, una armonización de los tonos y colores que busca conseguir un rostro en el que predomine la naturalidad, rehuyendo el artificio. Para los grandes maquilladores de hoy “menos es más”.
EL HECHIZO DE UNA MIRADA. Las bellezas del lejano Oriente siempre han fascinado a los hombres con su aire de misterio. Como las leyes en estos países son muy estrictas, a menudo, los extranjeros no pueden ver más que un par de ojos seductores. El khol, uno de los cosméticos para ojos y cejas más populares, los hace mucho más expresivos y es bueno para la salud.
OTROS USOS. La historia del maquillaje se remonta a la noche de los tiempos. Al principio su función era, sobre todo, religiosa o propia de un ritual; el maquillaje decorativo, que era secundario, se utilizaba para asombrar o asustar a un enemigo o rival, provocando respeto o terror. Entre los nativos de Nueva Guinea aun persiste el ritual y el uso creativo del maquillaje.
PARA OCULTAR EL ROSTRO REAL. El maquillaje iguala los rostros de las geishas y los hace parecer ideales, ocultando los rasgos verdaderos. La máscara blanca es desapasionada y oculta toda falla o falta de ánimo. El maquillaje de la geisha juega otro importante papel: disimula la edad. Las japonesas pueden ejercer el oficio hasta avanzada edad, pues su experiencia para entretener invitados aumenta con los años.
LOS COLORES DEL CORAZÓN. Hoy se ven rostros pintados de aficionados apoyando al equipo de fútbol de su país. Los primeros en usar “pintura de guerra” en el rostro en eventos deportivos fueron los daneses o, al menos, eso aseguran ellos. La tradición ya se ha extendido a todos los continentes, por lo que no es raro que las tribunas de los clubes muestren una colorida hinchada.
UNA CUESTIÓN DE ESTÉTICA. El maquillaje es una obsesión nacional. En Argentina, las mujeres empiezan a los 10 años y los hombres cada vez se atreven más. Hoy es común ver claves antiedad dadas por profesionales top. Los productos pueden probarse libremente en los supermercados, farmacias y perfumerías, hasta dar con el adecuado para cada quien.
EL MAQUILLAJE EN LAS ARTES ESCÉNICAS. Desde la antigüedad, el maquillaje y la caracterización han sido parte importante de las artes escénicas, la caracterización es un concepto más amplio que se refiere a todos los recursos de los que se vale el actor para transformarse físicamente cuando representa un papel (el gesto, la postura, la modulación de la voz, el vestuario, el maquillaje y el peinado). El maquillaje representa una parte de la caracterización. Cumple dos funciones fundamentales en las artes escénicas; por una parte, resulta imprescindible para que el actor pueda caracterizarse y, por otra, prepara su rostro para los efectos que la iluminación ejerce sobre él. En algunos casos (pensamos en los mimos) el maquillaje es la parte más sobresaliente de la caracterización.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.