access_time 16:33
|
15 de enero de 2007
|
|
análisis

Las cuentas pendientes en Ecuador

El presidente Palacios hoy entregará el mando al ganador de las elecciones, el izquierdista Rafael Correa. Pero el mandatario saliente no cumplió con su promesa electoral de refundar el país.

    QUITO (EFE). El presidente de Ecuador, Alfredo Palacio, entrega hoy el poder al izquierdista Rafael Correa, sin haber logrado su afán de “refundar el país”, bandera con la que llegó a la presidencia tras la destitución de Lucio Gutiérrez. Tan pronto asumió el mando, el 20 de abril del 2005, Palacio ofreció a sus compatriotas “refundar la patria”, una promesa que repitió en muchos discursos, pero que movimientos políticos y otros intereses bloquearon constantemente.

   Así, sus intentos de propiciar profundas reformas políticas para cambiar las estructuras del país quedaron en discursos que se diluyeron en el Parlamento, que le bloqueó todo intento de convocar una consulta popular para que el pueblo decidiera si prefiere una nueva Carta Magna o reformar la actual.


   Tan sólo al final de su Gobierno, Palacio consiguió filtrar una consulta popular sobre temas de educación, salud y reactivación productiva, pero fue criticado por analistas y políticos que opinaron que era innecesaria, al tratarse de asuntos de obvia aceptación.

    Palacio preguntó a sus compatriotas, por ejemplo, si querían que la educación fuera una política de Estado o si los recursos provenientes del excedente de las ganancias petroleras deberían destinarse al sector social. Precisamente, en el campo petrolero se enmarca una de las principales acciones del Gobierno que acaba, al haber declarado la nulidad del acuerdo con la empresa petrolera estadounidense Occidental (Oxy), por violar la ley de Hidrocarburos.

    La polémica decisión provocó la suspensión de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) con EEUU, que el futuro Gobierno no retomará. Para el internacionalista Adrián Bonilla, profesor de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), Palacio perdió “la oportunidad de promover la reforma política, pues nunca la formuló con claridad y el Congreso le bloqueó esa posibilidad”. “Ecuador,

   después del presidente Palacio, es el mismo que el de antes del presidente presidente Palacio”, dijo Bonilla a Efe, al recapitular que, “en términos políticos, no hay ninguna certeza de que la época de inestabilidad de los últimos años haya concluido”. Para el profesor, hay expectativa con el nuevo Gobierno, pero ninguna certeza de que no se repita la inestabilidad política en la que está inmerso Ecuador desde hace casi una década. “En términos institucionales, no se produjo una reforma, de manera que lo que tenemos a lo largo de los últimos diez o doce años es un largo proceso de deterioro de las instituciones”, y en el Gobierno de Palacio “no cambiaron las circunstancias centrales, ni de la economía, ni de la política ecuatoriana”, señaló Bonilla.

   PUNTOS A FAVOR. Aunque Palacio no pudo “refundar al país” en su corta Administración, termina su Gobierno con cierta estabilidad económica, gracias a los altos precios del petróleo en el mercado internacional y las remesas de los emigrantes. Pero el relativo equilibrio económico con que termina el Gobierno no deja tranquila a la administración de Correa, quien comienza hoy, pues miles de empleados públicos no han recibido sus sueldos y no se han entregado las respectivas asignaciones a ciertas instituciones.

   Rafael Patiño, quien será ministro de Economía en el Gobierno de Correa, recibe un país con un crecimiento de 4,3 por ciento y una inflación anual del 2,87, en un país que tiene la economía dolarizada desde el 2000. Correa recibe un país desgarrado por la emigración y con un índice de desempleo que bordea 10 por ciento de su población económicamente activa, y un subempleo de 47,43 por ciento. Para el profesor Bonilla, “era difícil” que Palacio refundara el país, “ya que Ecuador tiene una serie de dinámicas de carácter estructural que van más allá de la voluntad de sus dirigentes”.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.