Mendoza no sumó nuevos positivos
access_time 14:54
|
26 de agosto de 2006
|
|

Las ciudades perdidas de los mayas

Conozca parte de las ruinas de una civilización que dejó una fuerte huella en Latinoamérica.

    estela de la cultura maya sigue siendo objeto de estudio y análisis. Sus ciudades en medio de la selva guatemalteca o en México atraen el interés hacia una historia milenaria en la que se desconoce el por qué de su desaparición. Hace años, el viaje de un grupo de especialistas que buscaba las raíces de los mayas volvió a despertar el interés de muchos por los ritos y costumbres de esta civilización.

    La expedición recorrió en su etapa americana Guatemala y México, una zona en la que se desarrolló una civilización común, Mesoamérica, en la que la cultura maya es la gran protagonista. El objetivo del viaje fue que los estudiosos, junto con un grupo de jóvenes, contemplaran el esplendor de una civilización que se desarrolló entre el 250 y el 1000 dC, caracterizada por la utilización de textos escritos, arquitectura abovedada y cerámica policroma.

TIKAL. Al norte de Guatemala, el Parque Nacional de Tikal, catalogado como Patrimonio de la Humanidad, constituye el corazón del mundo Maya. Un claro exponente de una cultura milenaria que el paso del tiempo no ha borrado. La ciudad fue preservada durante siglos por la selva, que ocultó en su espesura la ciudad más poblada y rica de esta civilización. Mil quinientos años de ocupación dieron a Tikal una riqueza cultural, comercial, agrícola y urbanística que ha motivado el interés y la admiración de los científicos.

    Tikal representa una cultura interesada por el desarrollo astronómico, con observatorios para analizar los fenómenos de la naturaleza de forma que, conociéndolos a fondo, les ayudaran a prosperar. La transformación de una sociedad nómade a una sedentaria surgió de un proceso lento en el que fue fundamental el profundo desarrollo de la agricultura y en especial el dominio del cultivo del maíz. No en vano los Mayas han sido considerados los hombres del maíz, y aún hoy es el cultivo predominante en Guatemala, donde extensiones enormes de terreno, hasta donde la vista se pierde, se dedican a este cereal.

    Además, los Mayas crearon un estilo único de arquitectura, escultura y escritura, y entre sus logros matemáticos se encuentra haber hallado el concepto de “nada”, estableciendo el cero como un número. A través de sus estudios fueron capaces de realizar importantes pronósticos, como determinar eclipses y los movimientos solares. Por otro lado, los integrantes de esta civilización mantenían una cultura tan rica en mitología que es comparable a la de los griegos, los romanos y los egipcios.

UNIVERSO ARQUITECTÓNICO. Los templos Mayas tienen forma de pirámide ya que, según códigos ancestrales, creían que el universo estaba formado por una pirámide con un dios en la cumbre y un mundo cuadrado en la base, de tal manera que el cielo y la tierra estaban juntos en los puntos cardinales, cada uno apoyado en el éter sobre los hombros de los dioses del este, el norte, el oeste y el sur.

    En Tikal, la Gran Plaza forma el epicentro de toda la ciudad, y como tal, es el conjunto arquitectónico más espectacular. Al norte, se encuentra limitada por una fila de estelas y altares esculpidos que contienen gran parte de la secuencia dinástica de Tikal. La Acrópolis del Norte funcionó también como un mausoleo de las familias gobernantes. Al sur, y en contraposición con los restos más ceremoniales, se localiza otro conjunto de estructuras denominado Acrópolis Central, con funciones residenciales y administrativas. El este está ocupado por el Templo Principal y, justo enfrente, el Templo de las Máscaras.

LA ANTIGUA CAPITAL. La primera capital de Guatemala, Antigua, fue el primer asentamiento europeo en tierras guatemaltecas, y por aquellos parajes también anduvieron los expedicionarios de este viaje.

TEMAS:

Show

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.