access_time 23:44
|
22 de mayo de 2007
|
|
INCLUSIÓN

Lanzan plan para regularizar a inmigrantes ilegales

Como parte del programa para luchar contra el trabajo en negro, firmaron un convenio los titulares de los ministerios de Trabajo e Interior. Buscan la inclusión laboral y de salud.

    Los ministros de Trabajo, Carlos Tomada, y de Interior, Aníbal Fernández, firmaron ayer un acuerdo para coordinar un plan de regularización de los ciudadanos extranjeros que están en el país en situación ilegal, tanto en forma migratoria como laboral. La iniciativa será instrumentada de modo conjunto por el Plan Nacional de Regularización del Trabajo, de la cartera laboral, y por el Plan Nacional Patria Grande, de la cartera política.

    “Tenemos que ponerle fin a esta problemática del trabajo en negro, tenemos que proteger al vulnerable”, remarcó Fernández, mientras que Tomada señaló: “Afortunadamente, desde que llegamos al Gobierno, la cantidad del empleo informal viene disminuyendo de manera sistemática, lentamente, y a eso apostamos”. En un acto celebrado en el piso 13 del Ministerio de Trabajo, el titular de esa dependencia indicó: “Vamos a avanzar en una tarea que venimos realizando desde ya hace por lo menos un año. En este acto, lo que estamos haciendo es formalizar un mecanismo de trabajo conjunto”.

    Destacó que el plan “va a permitir al empleador regularizar rápidamente cuando tenga trabajadores que no estén registrados, tanto desde lo migratorio como desde lo laboral, lo que va a acelerar los trámites, también para los trabajadores que se detecten y que nosotros queremos que ingresen al circuito formal, al trabajo digno, al trabajo con protección social, y esa tarea conjunta la vamos a institucionalizar ahora”. Tomada comentó que “en Argentina había una suerte de tolerancia, cuando no de fomento del trabajo en negro”, y añadió: “Esa es la realidad que hemos venido a combatir, esos números fueron los que nos dejaron las políticas de exclusión y precarización, y nosotros hemos venido a darlos vuelta”.

    “Por eso, desde el 2004, el trabajo en negro, por primera vez en treinta años, en Argentina ha comenzado a disminuir, lentamente, a reducirse”, indicó. Por su parte, Fernández apuntó: “Cuando el ministro de Trabajo plantea la lucha contra el trabajo en negro, nadie puede hacerse a un costado, sacarse el lazo con la pata, ya que es una responsabilidad de todos”. “Muchas veces se valen de los vulnerables, de los que están en nuestro país desde hace varios años y no tienen documentación, y como saben que no se pueden quejar ante nadie porque corren el riesgo de ser expulsados o de no volver a su país, no solamente los hacen trabajar muchísimas horas, sino que les pagan muy poca plata”, señaló.

    Ayer, la consultora Ecolatina consignó que el mercado laboral local registra cerca de cinco millones de asalariados que trabajan en negro, de los cuales sesenta por ciento cuenta con escasa calificación. Algunos datos estadísticos indican que en el 2001, el total de inmigrantes en Argentina que provenía de países vecinos –Brasil, Uruguay, Paraguay, Chile y Bolivia– eran 1.531.940. De ellos, la comunidad más numerosa es la originaria de Paraguay, con una cifra, en el 2001, de 923.215 personas.

    Respeto de otros inmigrantes de países no colindantes con nuestros límites, hay que mencionar a Perú, con un total de un poco más de 88.000 personas. La mayoría de los inmigrantes viene sin gran capacitación para otras tareas que no sean el trabajo a domicilio o la construcción y están concentrados, sobre todo, en Capital Federal y Gran Buenos Aires.

TEMAS:

Varios

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.