access_time 20:08
|
11 de enero de 2007
|
|

laguna del diamante

Impulsados por nuestros compromisos de realización del programa Mendoza Cuenta, decidimos el fin de semana pasado subirnos a las alturas del volcán Maipo, punto limítrofe de nuestro país con Chile y de 3.300 metros de altura, allá en el querido territorio de San Carlos.

    Impulsados por nuestros compromisos de realización del programa Mendoza Cuenta, decidimos el fin de semana pasado subirnos a las alturas del volcán Maipo, punto limítrofe de nuestro país con Chile y de 3.300 metros de altura, allá en el querido territorio de San Carlos. ¡Qué maravilla de la naturaleza! Unos valles de altura que asombran a cada mirada y, en ellos, manadas de guanacos. Hay un lugar que es como una fábrica de nubes, algo incomparable.

    Las rocas, con extrañas formaciones que invitan a la fantasía, y las vegas, muchas vertientes y nacientes de arroyos con un verde que impresiona. En la noche que allí pasamos demoró en salir la luna. La cantidad de estrellas que hemos visto sólo puede compararse al cielo límpido y sin luna de Uspallata.
 
    Una sola mirada a ese cielo vale todo el viaje. Y, por supuesto, la laguna en toda su inmensidad, con una paz que cuesta arruinarla, mire que los hombres somos especialista en arruinar paces, pero ahí cuesta, es casi imposible. La vista del volcán Maipo reflejado en el agua es una de las mejores postales de esa Mendoza única. Nos asombró la tarea de los guardaparques, porque la última vez que estuvimos, hace tres años, el lugar estaba sucio.

  Ahora, todo esta limpio, pulcro, señalizado, ordenado, bien cuidado. Nuestro agradecimiento a los guardaparques por salvarnos la maravilla y cuidarnos tanto paisaje. ¡Qué provincia que tenemos! Yo no sé si vale la pena ir de vacaciones a otro lado. Tengo mis dudas.

TEMAS:

#Humor

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.