access_time 07:24
|
22 de enero de 2020
|
|

La violencia como discurso social

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1579688650863Violentos.jpg

La violencia es simbólica y física. La violencia es política e institucional. La violencia es parte de la intolerancia diaria, desde un discurso dirigente que abandonó los métodos democráticos y busca el poder a través de la prepotencia.
La raíz de los hechos en la costa atlántica que ganaron espacio en los medios en los últimos días es un reflejo social de lo que sucede en la vida cotidiana. El ataque en manada no es más que la agresión permanente de una mayoría dispuesta a denigrar, subestimar y atacar a otra persona por el solo hecho de pensar diferente. El objetivo es acallar las voces disidentes, humillarlas y, a partir de ahí, sentirse superior. Es un concepto netamente fascista. Es lo que ocurre.
Que jueguen al rugby o que consuman alcohol y drogas de manera desmedida lo puede convertir en un agravante, si es que se puede estigmatizar un deporte. Pero lo cierto es que aparece un preexistente cultural que genera el clima para que un grupo de personas intente prevalecer a partir de la violencia.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.