access_time 14:31
|
30 de noviembre de 2016
|

La triste historia de la mascota abandonada dos veces por sus dueños

Zuzu, un pastor alemán de dos años, llegó al refugio de animales Downey en California. La perra había estado viviendo con su padre biológico, pero tras su muerte, su humor cambió y no dejaba de llorar.

Fue entonces cuando saltó la valla hacia el patio de los vecinos, que la encontraron y llamaron al control de animales.

El refugio asumió que Zuzu había sido abandonada pero todo cambió cuando un día llegó su familia al lugar.

La perra se puso alegre de repente, movía la cola y se veía feliz, por lo que los voluntarios del refugio se percataron de que Zuzu conocía a esas personas.

Preguntados por los trabajadores del refugio, la familia admitió que eran los dueños de la perra pero confirmaron que no iban allí a recuperarla, sino a adoptar una nueva mascota.

Explicaron que estaban cansados de oír llorar al animal y no lo aguantaban más.

Los voluntarios, perplejos, decidieron quedarse a Zuzu y luchar por conseguirle un nuevo hogar tras la sorprendente respuesta de los familiares.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.