access_time 12:28
|
12 de agosto de 2006
|
ANCIANIDAD

La tranquilidad que da PAMI

Una obra social que brinda una amplia gama de servicios para mejorar la calidad de vida de los jubilados.

    La actual gestión de la delegación Mendoza del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJP) –más conocido por PAMI– lleva adelante un importante ordenamiento administrativo dentro de la obra social, con el claro objetivo de eliminar la pesada historia de corrupción en los procedimientos internos de compra de bienes y servicios. Se está produciendo una constante normalización en los pagos a proveedores y se da respuesta a la demanda en los servicios médicos y sociales.

    PAMI atiende a unos 124.000 afiliados en la provincia, y para ellos ha puesto en marcha un nuevo modelo prestacional, como lo denomina su director ejecutivo, el doctor Eduardo Hernández, que consiste, fundamentalmente, en la agilización de la entrega de elementos como muletas, camas, sillas de ruedas, prótesis, marcapasos, audífonos, anteojos, remedios, pañales y todo aquello necesario para llevar adelante la convalecencia del paciente beneficiario, todo con el reconocimiento del 100%, como lo ha hecho hasta ahora.

    Hernández remarcó que los jubilados deben efectuar la denuncia correspondiente de aquellos médicos o especialistas que cobren algún adicional (un plus) para realizar una prestación. “Esto permitiría sacarlo automáticamente del esquema prestacional, porque no existe justificativo alguno para que el beneficiario pague demás”, dijo el director de la delegación. Por otra parte, el funcionario destacó que “el blanqueo del trabajo en negro que se produce por estos tiempos en el país está provocando un marcado incremento en los aportes de los trabajadores, y esto se ve reflejado en el significativo aumento presupuestario en todas las obras sociales, y PAMI no es ajeno a esta magnífica situación”.

    Hernández informó que, con los recursos obtenidos, la obra social ha permitido la ampliación y el otorgamiento de nuevos subsidios de ayuda económica directa y medicamentos sin cargo para los afiliados con dificultades socioeconómicas. Hay más de 700 cuidadores domiciliarios para beneficiarios dependientes y alrededor de 14.000 bolsones de ayuda alimentaria del Programa Probienestar, que el Instituto entrega en la provincia a través de los 100 Centros de Jubilados, que a su vez reciben subsidios mensuales para enfermería, pedicuría, kinesiología, actividades recreativas y refacciones edilicias que necesiten. Además, se administran y mantienen 100 casas del Fonavi para aquellos jubilados que poseen serios problemas habitacionales y se trabaja con más de 20 Instituciones para discapacitados en Mendoza.

NUEVO MODELO PRESTACIONAL. En el PAMI está vigente un plan de contingencia que deriva en un nuevo modelo prestacional sociocomunitario que elimina los intermediarios y permite la contratación directa de los prestadores, tales como médicos de cabecera, clínicas y sanatorios, centros de alta complejidad, de diagnóstico por imágenes, servicio de traslado y laboratorio, entre otros. En la medida que esta nueva articulación en el sistema prestacional funciona correctamente, es mayor la transparencia en el manejo de los fondos para brindar una mejor calidad de servicio.

    En todas las prestaciones es necesario aumentar la capacidad de control. Por ello, Eduardo Hernández señaló que se ha “agilizado el servicio PAMI escucha y responde. Llamando sin cargo, desde un teléfono fijo o público, al número 138, podemos hacer un monitoreo, en función de los reclamos, quejas y sugerencias de nuestros beneficiarios, para brindar un mejor servicio”. En tal sentido, agregó: “Pedimos la ayuda a nuestros afiliados para que utilicen este servicio y nos permitan mejorar, día a día, algunas falencias que aún posee el sistema prestacional”.

    Los teléfonos son 4231515 - 4257503, línea gratuita marcando sólo el 138, los horarios de atención son: de lunes a viernes de 7 a 21 y los fines de semana de 8 a 20. La página web del Instituto es www.pami.org.ar. Por otra parte, Hernández resaltó la creación del nuevo servicio de atención al Veterano de Guerra de Malvinas –en nuestra provincia hay unos 600 ex combatientes– que cuentan con una asistencia sociosanitaria para él y toda su familia.

    La prestación es ilimitada, sin cargo y tiene una cobertura completa. En PAMI existe un tiempo para la recreación y esparcimiento, porque para los ancianos y afiliados también es un motivo de salud. Al respecto, el director del instituto señaló que la obra social está desarrollando un programa de turismo social para los beneficiarios. “Consideramos que el turismo contribuye a mejorar la calidad de vida. Realizamos un viaje cada 20 días a Mar del Plata y Embalse Río Tercero, Córdoba”, dijo Hernández. Estos viajes son absolutamente gratuitos y han obtenido muy buenos resultados.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.