Twitter: usuarios reportan fallas a nivel global
access_time 09:35
|
13 de julio de 2007
|
|
SAN JUAN

La tibieza marcó el primer encuentro entre Cleto y Cristina K

Gusto a poco dejó el primer encuentro entre Julio Cobos y Cristina Kirchner después de que se confirmara que ambos serán la fórmula electoral del kirchnerismo

        No se reunieron para discutir de política, no se sacaron fotos y ni siquiera se notaron gestos que demuestren que se ha roto el hielo que existe entre ambos. Cristina K viajó ayer a San Juan para cerrar el II Congreso Internacional de Filosofía y, una vez más, Cobos fue el convidado de piedra. Es que el gobernador de la vecina provincia, al igual que en la visita de Kirchner de comienzos de junio, le hizo sentir su frialdad al colega mendocino.No le dio protagonismo y lo hizo convivir con un séquito de gobernadores y funcionarios peronistas, sin ningún radical K a la vista.


         Tampoco lo dejó acercarse mucho a la primera dama, ya que Gioja se reservó la categoría de anfitrión y paseó a Cristina con exclusividad. El saludo de la mujer del presidente en la entrada del flamante Centro Cívico fue, quizás, el módico momento íntimo con su socio de la fórmula. “Qué tal Julito, cómo andás, qué gusto verte”, le expresó Cristina a Cobos, mientras le daba un abrazo un poquito más fuerte que al resto de los gobernadores y personalidades invitadas. No se veían desde el acto del 25 de Mayo en Mendoza, cuando ni siquiera eran la fórmula presidencial.


          Poco más sacó el gobernador en su nueva incursión a San Juan. En contraste, Cobos puso todo de sí para quedar bien con el matrimonio Kirchner. Incluso, defendió al Gobierno nacional en el tema de la crisis energética: “No se puede pedir que el déficit de infraestructura de décadas se resuelva en un gobierno de cuatro años”, afirmó para disculpar a Kirchner. El gobernador también reiteró su deseo de ser candidato a vicepresidente y hasta indicó que si llega al cargo, no tiene previsto ser sólo la persona que dirige las sesiones del Congreso nacional.


           “El vicepresidente también es un consejero, una persona que da sugerencias”, arriesgó. Cobos llegó en auto a San Juan cerca de las 11 y tuvo, como recepción, un desayuno en la Casa de Gobierno local. El viaje desde Mendoza lo hizo en compañía de la dirigente justicialista Marita Perceval. Pero Cobos se apuró a aclarar que eso no era un gesto a su favor en la pelea por la vicegobernación de la fórmula mendocina: “La traje porque venía solo, las candidaturas se definirán hacia el 31 de julio”, ratificó. Tras el desayuno, Cobos y el resto de la comitiva se movilizaron al Centro Cívico.


          El gobernador fue uno más mientras Cristina daba su discurso, aunque al menos la pudo escuchar desde la primera fila. También tuvieron sus butacas allí dos rivales del peronismo ortodoxo mendocino: Celso Jaque y Patricia Fadel. Cristina K captó la atención del auditorio con un discurso que trató la relación entre política y filosofía. Pero la candidata dejó en la bodega Graffinga a un Cobos solitario, quien comía bocaditos rodeado de un ambiente no muy amigable y quien deberá dejar para la siguiente vez su objetivo de generar una relación política con la esposa del presidente de la Nación.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.