access_time 23:35
|
22 de mayo de 2007
|
|
RIVER PLATE - ESTUDIANTES (LP)

La tentación de renunciar

El presidente millonario, José María Aguilar, volvió a referirse a la posibilidad de dejar el cargo debido a los constantes reclamos de los hinchas por el mal momento futbolístico.

    El presidente de River Plate, José María Aguilar, insistió en la tentación de renunciar, al tiempo que calificó de decisión política la clausura del estadio Monumental después de los últimos hechos de violencia. “La posibilidad de renunciar siempre es una decisión muy tentadora”, expresó Aguilar, al ser interrogado respecto de los reclamos de continuidad que le viene realizando buena parte de la parcialidad riverplatense.

    Una manifestación multitudinaria tuvo lugar el domingo, después de la derrota 1 a 0 ante Estudiantes, en el hall central del estadio Monumental, que se convirtió en la caja de resonancia del malestar de socios e hinchas millonarios, pidiendo las renuncias de Aguilar y del técnico Daniel Passarella, a quien el dirigente defendió. “Passarella tiene contrato hasta el 2009 y desde hoy ya está trabajando con la mente puesta en el partido del domingo con Gimnasia y Esgrima La Plata”, apuntó el presidente del conjunto de Núñez.

    Aguilar también calificó de decisión política la nueva clausura del Monumental (por la denominada batalla de los quinchos ya estuvo suspendido tres fechas) y anunció que los abogados del club están trabajando en el tema. El estadio está inhabilitado desde ayer y por espacio de dos jornadas. Después,Aguilar intentó minimizar la situación, apoyándose en el argumento de que “todos los conflictos se suceden porque el equipo no gana. En cuanto consiga tres triunfos, el reclamo de los hinchas se va a acabar, porque así es el fútbol”, reflexionó.

    En cuanto a las manifestaciones que se están volviendo recurrentes después de cada domingo de frustración futbolística, Aguilar cree “que los que se pronuncian en el hall son siempre los mismos doscientos jóvenes que repiten esos reclamos”. El presidente le apunta a la platea San Martín alta, de donde provienen esos manifestantes, y sostiene que esa parte de la masa societaria que se ubica allí se convirtió en una especie de tribunal que juzga las conductas de los que manejan el club. En medio de todo esto, se encuentra un River sin rumbo futbolístico ni institucional, que en el primer aspecto ya está al margen de cualquier pretensión de título en el torneo Clausura y, en el segundo, no tiene más espacio de maniobra que “tres triunfos seguidos”, tal como aseveró Aguilar.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.