access_time 00:00
|
31 de octubre de 2006
|
|

LA SOBERBIA DE LOS PERDEDORES

La derrota del gobernador de Misiones en manos de la gente conducida por el obispo Piña dejó al descubierto lo que vengo anunciando desde hace tiempo: se cae el kirchnerismo, arrastrando tras de sí a todos los que abrazaron esa metodología y actitudes autistas ante la gente

    La derrota del gobernador de Misiones en manos de la gente conducida por el obispo Piña dejó al descubierto lo que vengo anunciando desde hace tiempo: se cae el kirchnerismo, arrastrando tras de sí a todos los que abrazaron esa metodología y actitudes autistas ante la gente. Muchos se verán arrastrados hacia el abismo por no saber escuchar el murmullo del viento que trae el verdadero sentir de la gente y por estar tan lejos de ella y tan cerca de las famosas encuestas que tienen el final cantado. Y hacen alarde y los reconocemos porque son un símbolo de la soberbia que caracteriza a los perdedores.

    La gente ha comenzado a ponerse de pie en busca de su dignidad perdida, en busca del silencio para encontrarse ante tanto ruido ensordecedor de algunos que se creen políticos y son sólo mero instrumento de la ambición de unos pocos. Muchos de ellos ya se encuentran rumbo al abismo y sin retorno. Ahora comienza el proceso donde la gente es verdadera y activa protagonista. Quiere dignidad. Vivir en un país que sea republicano, representativo y federal.

    Pretende vivir en libertad y en democracia. Sabe que, para ello, necesita de dirigentes serios y creíbles. El kirchnerismo y quienes se han abrazado a él inician un verdadero tránsito sin destino seguro. Las encuestas y esos dirigentes van por un sendero y la gente transita por otro camino. Estos, con profunda ceguera, no comprenden que han sido y son meros instrumentos de la ambición de algunos pocos. Y quizás no sean los que ellos creen, sino que otros estén todavía en penumbras para asomar sus pretensiones ocultas el día de las definiciones, mientras juegan con todos cual titiritero con sus marionetas.

    Los tiempos se han acelerado. Está llegando el momento del pueblo y éste dará una fuerte sorpresa en octubre del 2007. Lo lamento por quienes me une un sincero afecto, pero fueron sordos ante el mensaje de la gente. Y me alegra por los oportunistas y trepadores que tiene la política, porque creyeron que sus bolsillos de payaso se verían colmados de atenciones al abrazar al señor K. A este lo están debilitando los mismos en los que se apoyó para forjar su proyecto hegemónico, autista, antidemocrático, monárquico y autoritario, a través de una metodología desagradable. Creo que, en estos momentos, muchos que cayeron en su trampa y se encuentran en condiciones de retornar a sus orígenes lo deben estar pensando y sin dudas lo harán.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.