access_time 06:55
|
21 de octubre de 2009
|
|
violación seguida de muerte de micaela reina

?La señora decía que era mi hija pero yo tengo dudas de que así sea?

Alejandro Prádenas declaró en el proceso oral y aseguró que a Micaela siempre la vio como a una niña más.

Minutos después de las 11, la Quinta Cámara del Crimen reanudó el juicio que se sigue por la violación seguida de muerte de Micaela Reina (12). Lo primero que hizo la presidenta del estrado, Laura Gil de Chales, fue leer la resolución que rechazó las recusaciones en su contra y también la que se le hizo al fiscal Javier Pascua (ver aparte). Luego dieron su versión dos testigos y el plato fuerte del día fue la declaración del padre de la víctima y acusado, Alejandro Prádenas. El hombre se mostró perdido a lo largo de su relato y hasta señaló, varias veces, que a la pequeña la veía como a cualquier otra niña y que dudaba de su paternidad.
"Con Micaela no tenía relación, la veía como a cualquier niña. La señora (por Marta Reina, madre de la víctima) decía que era mi hija, pero nada más, y yo tengo dudas de que así sea", sostuvo el imputado por privación ilegal de la libertad en concurso real con abandono de persona seguido de muerte.
Prádenas quería hablar ante los jueces desde el viernes pero recién pudo hacerlo ayer y, durante su relato, el tribunal y el fiscal de Cámara se mostraron molestos con el sospechoso. Es que se contradijo varias veces respecto de su primera declaración indagatoria y, además, dio explicaciones diferentes sobre una misma situación.
En primer lugar, sostuvo que el sábado 12 de mayo ­­-día fundamental en el proceso porque comenzaron a señalarlo como el hombre que tenía escondida en su casa a la niña-, lo llamó a su hermano Walter -el otro acusado-, para decirle que no fuera a su casa porque tenía problemas, aunque aseguró no habérselos explicado.
Sin embargo, en la primera indagatoria indicó que a su hermano lo llamó el domingo 13. Y, para agregarle más dudas a quienes siguen el debate desde el primer día, es importante señalar que cuando Walter Prádenas declaró en las primeras jornadas del juicio aseguró que fue él quien llamó a Alejandro el sábado a la tarde y que su hermano le dijo que no fuera a su vivienda porque tenía problemas.
La pregunta que se hicieron las partes y que Prádenas no supo responder es por qué Alejandro llamó a Walter para decirle eso, si, según su versión, nunca se veían y era raro que se visitaran.
"¿Por qué lo llamó para decirle que no fuera a su casa?", fue la pregunta que se repitió. Y las respuestas fueron distintas: "Porque no quería que se preocupara", "no quería que le pasara nada si iba a verme".
Luego, Prádenas se refirió a los daños que en la madrugada de ese sábado, Víctor Reina -hijo de Marta- ocasionó en su vivienda.
"Me rompió la puerta con un hierro y después hizo lo mismo con un vidrio. Llamé a la policía, al 101, al Ministerio de Seguridad, y nunca me dieron la asistencia", manifestó.
Sin embargo, en el expediente consta que la policía concurrió tres veces a la casa de Prádenas en el barrio Sargento Cabral de Las Heras y que ningún uniformado ingresó a la propiedad para constatar si la niña estaba adentro o no.
"Un policía entró a mi casa y si la niña hubiera estado adentro, la hubiese visto", comentó el imputado. Pero, lo cierto es que eso no consta en la causa y así se sumó una nueva situación que hace dudar de Prádenas, aunque no está obligado a decir la verdad por su condición de acusado.
Después de las 14, Prádenas terminó de declarar y rápidamente su abogado defensor,?Ariel Civit, se lo llevó de la sala junto a su hermano. Cerca de las 16, el tribunal presidido por Laura Gil de Chales e integrado por Gonzalo Guiñazú y Rafael Escot, resolvió que ya estaba todo listo para comenzar la etapa de alegatos, la que dará inicio hoy con la palabra de Pascua.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.