La señal que dio Pérez Hualde
07/12/2017

El anuncio del inicio de los trámites jubilatorios de Alejandro Pérez Hualde tiene, al menos, dos lecturas posibles. Una política y otra ligada con la ética, independientemente de la simpatía o no con los fallos del ministro de la Corte. Primero, es una señal para Alfredo Cornejo. Frustrado por no poder ampliar el número de integrantes de la Suprema Corte, el gobernador ve la posibilidad de que en el 2018 se abra una vacante para poner en el máximo tribunal a una persona de su gusto en materia jurídica. Es una suerte de bálsamo para el mandatario, que ha entendido que su verdadera oposición política está en el Palacio de Tribunales o, por lo menos, así suele expresarlo. Pero, es importante también rescatar la actitud de Pérez Hualde. Le dio valor a su palabra; más que cuando firma una resolución. Desde que asumió, en el 2004, aseguró que no se perpetuaría en su cargo, sino que, cuando su edad lo permitiera, iba a retirarse de la Corte. Y cumplió. Dio el primer paso. Toda una señal.