access_time 18:54
|
28 de julio de 2006
|
ANIVERSARIO

La Rosa Mística sigue vigente luego de seis años

En el lugar, puesteros acusan a la Iglesia porque el santuario no tiene la popularidad de antes.

     El santuario popular de El Algarrobal abandonó su mística. Mes a mes, las multitudinarias procesiones de fieles a la Rosa Mística fueron perdiendo fuerza e importancia. El hecho de que la Iglesia católica no haya reconocido al santuario logró que la Rosa pierda credibilidad. Puesteros del lugar confirman que el santuario ya no es lo mismo que antes y que el mensaje del Arzobispado influyó mucho en esta decadencia.


     MENOS GENTE. Ayer se cumplieron seis años desde que a Manuel Yanzón (58) se le apareció la virgen María y, milagrosamente, curó su sordera. Es así como, desde el 2000, miles de ciudadanos de todo el país concurren hasta la casa de Yanzón para ofrendar beneficios y adorar la imagen religiosa. Sin embargo, y pese a haber tenido una gran aceptación de fieles cristianos, desde el Arzobispado local rechazaron al santuario como parte del ritual católico y sugirieron que se deje de visitar la casa de Yanzón. Por tal motivo, la afluencia de peregrinos a la Rosa Mística fue decayendo con el transcurrir del tiempo y, hoy por hoy, cada vez son menos las personas que se llegan hasta el barrio Victoria de El Algarrobal.


     DISCONFORMES. La Rosa Mística también es negocio. Mucha gente, todos los 27 de cada mes, monta su tablón para vender estampitas, estatuillas, rosario. Ocupando una, y a veces dos cuadras de la calle que da al santuario, los puesteros encontraron en el "milagro" de Yanzón una buena oportunidad para ganarse unas monedas. Hoy la realidad es otra para estos negociantes. Cada vez es menor la respuesta de fieles hacia la Rosa y, por ende, menor es la venta. Ana María, que coloca su puesto a metros de la imagen de la Virgen, dijo que las ventas son "malísimas"en comparación con años anteriores, aduciendo que la negativa católica hacia el fenómeno místico hizo que la gente se alejara del santuario.


      Mientras tanto, Susana Román, una fiel que estuvo ayer en El Algarrobal, expresó: "Yo vengo todos los 27 a rezar y a agradecer. Virgen hay una sola y la Iglesia no tiene por qué negarse a la Rosa Mística como expresión". La postura de Manuel Yanzón es no hacer declaraciones a la prensa. Según colaboradores del santuario, se estará en "obediencia con la Iglesia hasta que no sean admitidos". 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.