access_time 16:31
|
30 de octubre de 2009
|
|
PROYECTO NACIONAL

La reforma política no alcanza a las provincias

Deberán adherir o elaborar normas propias para elegir a los candidatos a gobernador de los distintos partidos.

    Si el proyecto de reforma política que Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer pasa la prueba del Congreso Nacional, los argentinos tendremos que votar dos veces, en forma obligatoria. Sin embargo, será para elegir presidente y legisladores nacionales. Las provincias tendrán que adherir o bien elaborar una ley similar para la elección a gobernador y parlamentarios locales. Así lo explicó el presidente del Confe y senador electo por el partido de Julio Cobos, Juan Carlos Jaliff, para quien el proyecto tiene aspectos muy positivos. Mientras, el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, también admitió estar de acuerdo con la idea y dijo que si bien aún no ha ingresado formalmente al Congreso, tienen expectativas de que sea aprobada y pueda ponerse en práctica en el 2011. EJES.
    Si la reforma se concreta, habrá cambios que podrían sintetizarse en cuatro aspectos principales. El primero es que se votará dos veces. La primera será la elección primaria, abierta y obligatoria. Los electores tendremos que optar por un candidato entre los que presente cada partido. Es decir que cuando la persona ingrese al cuarto oscuro, se encontrará con las boletas de todos los partidos políticos y de todos sus candidatos, tanto para presidente, como para diputados y senadores nacionales que compitan entre sí y deberá elegir a uno de ellos. Es importante aclarar que no son elecciones internas, en las que sólo tienen que ir a votar los afiliados, sino que todo ciudadano que figure en el padrón debe hacerlo, con las excepciones que marca la ley. Mientras, las elecciones generales se harán con los candidatos que obtengan un piso de dos a tres por ciento de los votos del padrón.
    El segundo aspecto del proyecto, deja asentado que el Estado financiará las campañas de todos los partidos políticos en medios audiovisuales. La mitad de los recursos disponibles se dividirá en partes iguales entre partidos, y lo que reste, se repartirá en forma proporcional a los votos obtenidos en la última campaña. También apunta a modernizar los partidos, lo que incluye cambios en cuanto a cómo se obtienen y se distribuyen los recursos y a la digitalización de los datos de los afiliados. Exige, además, un piso de afiliados permanentes para que una fuerza política pueda seguir funcionando. Por último, el proyecto de la presidenta tiene en cuenta la modernización del código electoral, y la unificación de los padrones nacionales, que ya no se dividirán por sexo, sino por letras.
VISTO BUENO. Si bien se encuentran en fuerzas políticas opositoras, Jaliff y Tanús calificaron de positivo el proyecto que enviará la presidenta. Jaliff aseguró que, aunque todas las iniciativas de los Kirchner se encuentren teñidas de una aura sospechosa, y que muchos supongan que es una ley hecha a medida para Néstor Kirchner, se trata de una iniciativa que apunta a fortalecer y consolidar la estructura de los partidos políticos.
    Sin embargo, remarcó que el debate debe hacerse con tiempo, que no es necesario apurar la instancia de la discusión. Tanús, por su parte, señaló que esta es una gran oportunidad para el sistema democrático y que será un signo de madurez institucional que así se haga.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.