access_time 17:08
|
3 de noviembre de 2009
|
|
RECLAMAN OTRO AUMENTO

La paritaria docente aprieta aún más las asfixiadas cuentas oficiales

Los maestros inician hoy la discusión nacional y quieren trasladar el piso a la Provincia.

    Los problemas financieros que tiene la Provincia podrían agudizarse a fin de mes porque los docentes nacionales comienzan hoy una discusión salarial en paritarias y el Gobierno ha ofrecido recomponer el piso de los sueldos de acuerdo con el ritmo que lo haga la Nación. A esto se comprometió el Ejecutivo a fines de julio, cuando los docentes intentaron presionar por un nuevo incremento en el momento justo en que el Gobierno comenzaba a darse cuenta de que no llegaría a fin de año sin endeudarse porque la recaudación se mantenía en picada y, además, tras una derrota estrepitosa en los comicios. De esta manera, si los maestros nacionales logran un incremento salarial antes de fin año, casi todas las administraciones deberán reflejarlo y, por supuesto, Mendoza no quedará ajena.
    La preocupación por el posible incremento flotaba en la Casa de Gobierno desde hace días pero la necesidad de encontrar una estrategia de endeudamiento para escapar al temido déficit la había neutralizado. Sin embargo, se reavivó ayer cuando ministros de Hacienda de otras provincias llamaron al titular del área local, Adrián Cerroni, para preguntarle qué hará con los sueldos de los maestros mendocinos y cuánto puede absorber de aumento ahora y en el 2010. La idea es acordar una estrategia conjunta para encarar la pelea en bloque y que los maestros no cierren el año con paros masivos, teniendo en cuenta que en las condiciones actuales no hay plata para pagar ningún tipo de incremento. Lo que sí admitió el titular de Hacienda es que, si bien el presupuesto del año próximo no incluye proyecciones de aumentos a los estatales, la mayoría de los ministros consultados dice que no podrán absorver aumentos superiores a 6 o 7 por ciento.
     Este nuevo pedido surge luego de que en junio, los docentes y el Gobierno nacional acordaron un aumento fijo de 200 pesos retroactivo a marzo para el salario del puesto más bajo de un maestro. Así, el docente que recién inicia su carrera y que tiene un solo cargo comenzó a ganar 1.490 pesos. El aumento con respecto al 2008 fue de 15,5 por ciento. Y este es el temor, que la Nación fije un incremento que la Provincia no pueda afrontar, al menos, en el 2009. El aumento se suma al pedido por los jueces para el cual se necesitan como mínimo 9 millones de pesos. SILENCIO. La Legislatura comienza hoy con el tratamiento del endeudamiento. En el círculo íntimo de Celso Jaque, la preocupación no se puede ocultar, porque, si no se consiguen fondos antes de fin de mes, en diciembre, la Provincia sólo podrá afrontar el pago de los salarios de los estatales.
     Las cuentas muestran que Jaque necesitará 190 millones de pesos para sueldos, 90 para aguinaldos y 300 para cumplir con las obligaciones a proveedores. Si no logra recaudarlos, caerá en cesación de pagos antes de fin de año. Sin embargo, allegados al gobernador dejaron traslucir que Jaque no se quiere endeudar y por eso demoró el envío a la Legislatura del proyecto de ley. Además, propuso una fórmula mixta cuando la oposición ya le había advertido que no se lo aprobaría. Es que, quien lo haga deberá cargar con el peso de endeudar a la Provincia y, como es de esperar, la próxima administración pasará facturas cada vez que pueda. Pero para esto mantiene una promesa nacional de auxilio financiero que sólo él conoce y se revelaría la semana próxima. Si eso sucediera, el endeudamiento quedaría pendiente o se dilataría hasta el 2010. Sin embargo, técnicos allegados al gobernador desconfían del salvataje y ya tienen definida la estrategia con la que piensan conseguir rápidamente los 520 millones de pesos.
CÓMO. La estrategia adecuada para obtener los 520 millones de pesos ya está elegida. Siempre que la Legislatura lo apruebe, la decisión es tomar un crédito con el Banco Nación y varias entidades privadas, para así conformar un fideocimiso financiero que emita valores representativos de deuda, aunque un pequeño porcentaje se emitirá en letras. La garantía será la coparticipación y la tasa de interés rondará el 13 por ciento. La deuda que la Provincia tome deberá devolverla en 8 años con uno de gracia con lo que comenzará a pagar en el 2011. Quien deberá tomar la decisión final es el gobernador, que el lunes regresará de Francia y, tal vez, tenga confirmada la ayuda nacional que sólo él conoce, ya que se trata de una decisión meramente política.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.